Simulacros sobre la ruta de movilización y llegada de las vacunas a Guayaquil, así como la difusión general de información sobre la logística para su distribución y la población que será beneficiada en el plan piloto (de 86.000 dosis para 43.000 ciudadanos) y en dos fases posteriores fueron parte de las actividades que se dieron ayer, a días del arribo del primer lote de vacunas de la farmacéutica estadounidense Pfizer.

Una vez que este primer cargamento llegue a Ecuador, en la semana entrante, del 18 de enero, comenzará oficialmente la vacunación. Hay una alianza público-privada para el plan de vacunación en el país. María Gloria Alarcón es una de las representantes del sector privado en esta cooperación.

Ella contó a este Diario, la tarde del miércoles 13, que estaba lista la logística para la distribución de las vacunas y para comenzar con la inmunización en hospitales centinelas, en los más grandes del sector público, así como en otros centros importantes.

Resaltó que todo estaba identificado, que se sabía exactamente qué cantidades de vacunas irían a cada uno de los sitios definidos, entre otros detalles, pero que aquello se mantenía con confidencialidad por razones de seguridad y que de a poco, paso a paso, se iban a ir revelando los detalles.

Publicidad

Ayer, en redes sociales del Ministerio de Salud Pública (MSP), de la Secretaría de Gestión de Riesgos y de otras dependencias estatales comenzaron a circular y a difundirse información básica sobre aquello, que incluía la logística y cómo sería aplicado el plan general de vacunación.

“Estamos listos para iniciar la vacuna contra la COVID-19. Conoce el plan piloto, primero trabajamos en una etapa que va a perfeccionar el proceso para después ser aplicada a toda la población. En el plan piloto vacunaremos al personal médico de la primera línea de los hospitales de la red integral de salud, también vacunaremos a los adultos mayores de los centros geriátricos del Estado junto con el personal que los cuida para protegerlos...”, se expone en el video estatal sobre el plan de vacunación que circuló, en redes sociales, desde ayer.

Ahí ya se incluía la cifra de las primeras 86.000 dosis que ahora enviará Pfizer. Hasta antes de las 20:00 del miércoles 13 eran 50.000 las dosis que se habían ofrecido inicialmente. Luego, el presidente Lenín Moreno anunció en cadena nacional que se logró que la farmacéutica enviara 36.000 más en este piloto. También dijo que pidieron que se aumenten de 2 a 4 millones las vacunas que entregará la firma estadounidense ya para la aplicación masiva (desde marzo).

“Las primeras 86.000 dosis de Pfizer (plan piloto) llegarán al país en cajas térmicas que mantienen la cadena de frío a menos 70 °C, garantizando su eficacia. Posterior al desembarque, el proveedor es el responsable de transportar las dosis hacia los centros de distribución. En estos, equipos técnicos organizarán el embalaje de las dosis de acuerdo con la distribución establecida. Unidades de carga con sistemas de enfriamiento del grupo Difare trasladarán los biológicos a los puntos de vacunación en el país”, se expuso ayer en un boletín de prensa del MSP que se divulgó tras el simulacro efectuado en Guayaquil.

En el simulacro denominado Ruta crítica de la logística del plan piloto de vacunación participaron, entre otros, Rodolfo Farfán, viceministro de Atención Integral de la Salud del MSP, y María Gloria Alarcón, representante de la coalición público-privada. Uno de los sitios en los que estuvieron fue en el Centro de Vacunas del MSP en Guayaquil.

Las cajas térmicas en las que llegarán las primeras dosis tienen también un dispositivo de rastreo. Si hay que fortalecer el sistema de enfriamiento, cada cinco días, la multinacional Linde, a través de su filial en Ecuador, hará recargas de hielo seco para no romper la cadena de frío, se dijo.

Los puntos de vacunación del piloto tendrán salas de observación y de manejo crítico de pacientes, donde se monitoreará a las personas por 30 minutos tras la aplicación de cada dosis de Pfizer.

Julio Molina, médico del MSP, sostuvo que los profesionales de la salud tendrán un área especial donde reconstituirán y prepararán las vacunas antes de ser aplicadas en el brazo de las personas. (I)