Las lluvias que ha soportado la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas en los últimos días ha propiciado la crecida del río Lelia. A la vez, esto ocasionó el taponamiento de las compuertas y varias rejillas de salida de la planta de captación de agua potable de Santo Domingo, la madrugada de este viernes 8.

La emergencia obligó a suspender la producción y distribución del líquido vital, informó Mirna Romo, gerente de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Epmapa SD).

Cuadrillas de obreros trabajaron en desalojar lodo y desechos del área de captación y bombear agua a la planta de tratamiento pero con baja presión.

Unos 75 mil usuarios recibirán la distribución sectorizada del agua potable hasta que culminen las tareas de limpieza y no se produzcan nuevos inconvenientes por las lluvias, manifestó Romo.

La funcionaria solicitó optimizar el líquido vital durante la emergencia.

Las lluvias generaron también un deslizamiento de tierra en el kilómetro 68 de la carretera Alóag - Santo Domingo, que afectó parcialmente un carril.

Las precipitaciones incrementaron también el caudal del río Blanco, informaron autoridades y pobladores de Quinindé, centro de la provincia de Esmeraldas.

En tanto que una lluvia de regular intensidad se registra desde la tarde de este viernes, en la capital esmeraldeña. (I)