Manifestantes con banderas confederadas cruzaron el primer cerco de seguridad e ingresaron al Congreso en Washington donde se debatía la promulgación de Joe Biden como ganador de las elecciones en Estados Unidos. Así, el Capitolio fue cerrado con sus legisladores adentro cuando estallaron violentos enfrentamientos entre los partidarios del presidente Trump y la policía.

Take this in: Never once, in the years 1860-1865, was this flag ever paraded in the halls of the American capitol. pic.twitter.com/NFFVM0aSY0

¿Por qué son tan polémicos los símbolos confederados y por qué piden que se retiren de los sitios públicos?

Un poco de historia

Para comprender la historia de los símbolos confederados —como la bandera roja de franjas azules en forma de X y estrellas blancas, así como las estatuas de algunos generales— hay que retroceder en la historia de Estados Unidos hasta la Guerra Civil que ocurrió entre 1861 y 1865. En aquel entonces 11 estados del sur buscaban la secesión de la Unión para formar los Estados Confederados de América.

Los estados del sur que integraron aquella confederación eran Carolina del Sur, Mississippi, Florida, Alabama, Georgia, Louisiana, Texas, Virginia, Arkansas, Tennessee y Carolina del Norte.

Publicidad

Los estados del norte, conocidos como la Unión, bajo el liderazgo del presidente Abraham Lincoln, estaban contra la secesión.

La esclavitud fue en gran parte la razón por la que estos 11 estados quisieron separarse. Era el motor de la economía en la región.

En sus declaraciones de secesión de la Unión, algunos estados del sur mencionaron expresamente la esclavitud como una razón para su partida.

"… una hostilidad creciente por parte de los estados no esclavistas a la institución de la esclavitud, ha llevado a ignorar sus obligaciones …", escribió Carolina del Sur en su declaración.

El estado de Mississippi se alineó con la esclavitud justo en la parte superior de su declaración:

"Nuestra posición está completamente identificada con la institución de la esclavitud, el mayor interés material del mundo".

Publicidad

Georgia mencionó la esclavitud en la segunda oración de su declaración. La triste lista continúa.

"Para decirlo de manera más simple, Carolina del Sur y el resto del Sur solo se separaron para preservar la dominación violenta y la esclavitud de los negros, y la bandera confederada solo existe debido a esa secesión", dijo la comentarista política de CNN Sally Kohn.

La Guerra Civil estadounidense terminó en 1865 con la victoria del norte, liderado por el presidente Abraham Lincoln. La victoria se atribuye en parte a la superioridad de las fuerzas navales del norte y los recursos financieros e industriales de la Unión.

La bandera, un símbolo de opresión y racismo

Los críticos de la bandera confederada dicen que es un símbolo racista de la opresión y la supremacía blanca, que representa la guerra para mantener la esclavitud, y más adelante, la oposición a los avances de los derechos civiles.

Precisamente de aquello se ha acusado a varios simpatizantes de Trump, protagonistas este miércoles, 6 de enero, de los bochornosos incidentes de la toma por asalto del Capitolio.

"El problema es que esta bandera representa la esclavitud, que era un derecho que algunos de los estados sureños estaban protegiendo durante la Guerra Civil en Estados Unidos", dijo Carmen Coya, vocera del instituto de Martin Luther King, en una entrevista con Café CNN, explicando el problema de racismo que hay en Estados Unidos y lo controversial de la bandera.

Pero para sus defensores —muchos de los cuales pueden rastrear su ascendencia hasta la Guerra Civil— la bandera representa herencia y orgullo.

"Es un símbolo de la familia y de mis antepasados que defendieron el estado de la invasión. Se trataba de enfrentarse a un gobierno central", le dijo a CNN Chris Sullivan, miembro de los Hijos de la Confederación. "Las cosas por las que lucharon nuestros antepasados no eran novedosas y realmente son los mismos problemas que tenemos hoy".

Pero según la comentarista política de CNN, Sally Kohn, "Llamar ‘herencia’ a la bandera es pasar por alto la fea realidad de la historia".

El resurgimiento de la bandera rebelde llegó mucho después de la Guerra Civil

Después de que terminó la Guerra Civil, la bandera de batalla aparecía en algunos lugares ocasionalmente, en eventos para conmemorar a los soldados caídos.

Entonces, ¿cuándo tomó tanta importancia la bandera? Fue durante la lucha por los derechos civiles de los estadounidenses negros, a mediados del siglo XX.

El primer estallido pudo haber sido en 1948. El político de Carolina del Sur, Strom Thurmond, se postuló para presidente bajo el recién fundado Partido Democrático por los Derechos de los Estados, también conocido como los Dixiecrats. El propósito del partido era claro: "Defendemos la segregación de las razas", dijo el artículo 4 de su plataforma.

En las paradas de la campaña, los fanáticos saludaron a Thurmond con banderas estadounidenses, banderas estatales y banderas de batalla confederadas.

Pero la desegregación progresó.

Al pasar por hitos como el fallo de la Corte Suprema sobre Brown vs. Board of Education, que dio a los niños negros estadounidenses acceso a todas las escuelas, la bandera de batalla confederada apareció cada vez más.

También remueven las estatuas

El tema sobre los símbolos confederados se volvió especialmente prominente luego de la masacre de nueve feligreses negros en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, a manos de un hombre que se describió como supremacista blanco, en 2015. Ese año Carolina del Sur retiró la bandera confederada del Capitolio local.

En 2015, la estatua del presidente de la Confederación Jefferson Davis fue desmontada en Nueva Orleans. La estatua había sido levantada en una columna de unos 3,6 metros y representaba al presidente de la Confederación con su brazo derecho extendido, elevada en una calle a la que también le pusieron su nombre. Davis vivió en Nueva Orleans luego de la Guerra Civil y murió allí en 1889. La estatua fue dedicada en 1911.

Seguidores de Trump tomaron por asalto las instalaciones del Congreso de Estados Unidos cuando se debía certificar su derrota electoral.

La muerte de George Floyd en mayo de 2020 generó protestas en Estados Unidos, reavivando el debate sobre los problemas raciales en Estados Unidos y los casos de brutalidad policial. También hizo que muchos reiteren su petición de eliminar los símbolos de la confederación como banderas y estatuas.

El presidente Donald Trump ha sido firme en su deseo de ver que las estatuas de los líderes confederados permanezcan en pie y usó Twitter para oponerse a un intento de eliminar los nombres de los comandantes confederados de las bases militares estadounidenses.

Aunque la polémica por los símbolos confederados en Estados Unidos sigue vigente, más aún tras las protestas contra el racismo, la bandera sigue ondeando. Algunos estados como Mississippi buscan eliminar los símbolos confederados para "deshacerse de los mensajes de segregación", según le dijo a CNN el representante estatal Robert Johnson, líder de la iniciativa. (I)