Fernanda Cruz jugaba con sus dos hijos sobre la arena la mañana de este sábado 2 en General Villamil Playas, sitio al que acudieron miles de personas una vez que se permitió el ingreso a los balnearios en el país.

Estos espacios fueron cerrados el jueves 31 y viernes 1 para evitar la propagación del coronavirus COVID-19 en el país.

Cruz llegó desde Guayaquil aprovechando que su vehículo podía circular este sábado 2. “Estaremos hasta las 15:00, y regresamos, no nos quedaremos hasta mañana (hoy)”, indicó la ciudadana, cerca de las 11:30.

En Playas, este feriado por Año Nuevo era esperado con ansias por comerciantes, como dueños de locales de comidas, cuya actividad depende de la llegada de turistas. Uno de ellos es Andrés Litardo, quien expende alimentos preparados en una cabaña, a pocos metros del malecón.

Publicidad

“El 2020 fue mal para todos, en el feriado de noviembre en algo pudimos sacar ganancias. Esta mañana sí ha estado movida, desde temprano ha llegado gente a la playa y a los restaurantes”, manifestó el comerciante.

Sobre la arena, las carpas y parasoles fueron colocados a dos metros de distancia cada uno, como medidas de bioseguridad para evitar la propagación del coronavirus.

Nelly Yagual recorría el balneario para controlar que no existan aglomeraciones, que los bañistas usen mascarillas y que no ingieran bebidas alcohólicas en el espacio público.

“La gente de a poco ha ido llegando, pero sí tenemos una buena concurrencia pese a la pandemia”, dijo Yagual, quien labora como guía de turismo de ese cantón guayasense.

Paúl Silva llegó a Playas desde Guaranda la noche del viernes junto con su familia. Con dos de sus primos se subió a un juego acuático. “Todos los años venimos porque tenemos familiares, y pedí vacaciones en mi trabajo. Igual nos estamos cuidando para no contagiarnos de coronavirus”, dijo Silva.

Dany Mite, alcalde de Playas, manifestó que en el cantón se cumplen las medidas de bioseguridad para la llegada de turistas. Afirmó que entre el sábado 2 y domingo 3 se espera a unos 90.000 visitantes, con los que aspira se reactive la economía del sitio.

“La economía de Playas, en su gran mayoría, se sustenta del turismo y la pesca. Basados en estos preceptos esperamos no seguir perdiendo los 200.000 dólares diarios por la pandemia”, indicó el alcalde.

Dijo que en el feriado de Año Nuevo del 2020, a Playas acudieron 320.000 personas. (I)