A través de libros, películas y series se ha popularizado la idea que la época navideña debe ser blanca, rodeada de paisajes hermosos, con casas que parecen hechas de galletas de jengibre.

Esta sería la representación ideal de estas fechas festivas para varios escritores de obras clásicas, quienes en su mayoría vivían en países donde el invierno decembrino es sinónimo de abundante nieve, por lo que muchas de sus historias estuvieron situadas en este tipo de lugares de cuento de Navidad.

A continuación, presentamos un listado de lugares elaborado por National Geographic en los que podrás vivir un auténtico cuento de Navidad:

1. Salzburgo

Salzburgo se reconoce internacionalmente como el pueblo natal de Mozart. Como tal, recibe una cantidad importante de turismo año con año, siendo uno de los sitios turísticos principales en Austria.

Publicidad

Mercado navideño de Salzburgo. Foto: Dirección de Turismo de Salzburgo

Sin embargo, conforme se acercan las fiestas decembrinas, la ciudad luce por su tradicional mercado navideño, que data desde el siglo XV. Se pone en torno a la catedral de Salzburgo, al pie de la fortaleza de Hohensalzburg.

En el mercado no solo se venden artesanías típicas. Por el contrario, el sitio se llena de eventos tradicionales en torno a los festejos de la temporada: conciertos al aire libre de canto coral y puestas en escena de leyendas locales lucen entre los principales espectáculos que se pueden ver.

2. Moscú

La Plaza Roja de Moscú en Navidad. Foto: Daniil Stanlev/Unsplash

Los mercados navideños en Moscú son visitados por turistas y lugareños y hay algunos puestos excelentes en estos mercados. Con el Kremlin como majestuoso telón de fondo, el mercado navideño de la Plaza Roja es una opción maravillosa para los turistas.

Este mercado vende souvenirs, adornos navideños, muñecas Matryoshka y juguetes pintados Khokhloma. El mercado se distribuye alrededor de pistas de patinaje que son disfrutadas por un gran número de personas durante su visita a este mercado.

Publicidad

3. San Petersburgo

Decoración navideña en el Palacio de Invierno de San Petersburgo, Rusia. Foto: VisitRussia.com

Es una costumbre ampliamente aceptada que, el 31 de diciembre, se realice la mayor celebración de invierno en esta ciudad, considerada la capital cultural de Rusia. El festejo se lleva a cabo en la Plaza del Palacio de Invierno, en donde la gente se congrega en torno al árbol navideño para dar la bienvenida al Año Nuevo.

Durante la noche, un desfile temático impresionante inunda las calles de la ciudad, convirtiéndola en un verdadero cuento de Navidad. Este carnaval termina antes de las 12 de la noche, para tener la atención enfocada en despedir el año que termina y festejar el que va a empezar.

4. Praga

La Plaza de la Ciudad Vieja de Praga, República Checa. Foto: Wikimedia Commons

Praga es reconocida como la capital de la Bohemia. La ciudad del Moldava es una de las capitales europeas que más se esmera en embellecer sus calles para celebrar la época navideña. De por sí, la capital checa parece sacada de un cuento de hadas. Sin embargo, recubierta de nieve y hielo, se transforma en un cuento de Navidad.

Esta experiencia de ensueño helado se vive con más intensidad en la Plaza de la Ciudad Vieja. En esas fechas, se llena de árboles de Navidad iluminados, puestos de comida y artesanías típicas.

5. Múnich

Marienplatz en Múnich, Alemania. Foto: Wikimedia Commons

Otro de los mercados navideños más célebres en todo el mundo se encuentra en la ciudad alemana de Múnich. Éste es uno de los más grandes de todo el país, con más de diez mercadillos de Adviento en todo el barrio antiguo y de otras colonias más alejados del centro.

El más tradicional de todos data del siglo XIII: desde la Edad Media, se ha usado de escenario de la Marienplatz. Se siente una experiencia navideña 360, ya que el ayuntamiento estilo neogótico y su campanario se recubren generalmente de nieve, a la par del árbol de Navidad en el centro de la plaza. En Catedral de Nuestra Señora (Frauenkirche) se hace una ceremonia tradicional en torno a las fiestas religiosas.

6. Edimburgo

Christmas Market en Edimburgo, Escocia. Foto: Pixabay

Las calles de piedra, las fachadas góticas de piedra, el frío estival. Todos estos son elementos que no faltan, año tras año, en las navidades de Edimburgo. Como en otras ciudades de Europa, los mercados locales se revisten de artesanías locales, y las chimeneas activas se hacen protagonistas del horizonte escocés.

Se recomienda que los turistas extranjeros se protejan del frío con abrigos para salir a caminar por la ciudad, buscando el famoso Christmas Market de Edimburgo. Cuando cae la noche, los puestos del mercado se abarrota de gente que intentan combatir el frío con una taza calentita de vino especiado, conocido como mulled wine. (I)