El desarrollo comercial, residencial e industrial que están registrando algunas zonas cercanas a Guayaquil como Daule, Samborondón y Yaguachi ha despertado el interés de grupos empresariales que manejan gasolineras.

Varias cadenas han puesto en la mira esas zonas para construir nuevas estaciones de servicio. El grupo Ledergerber, que tiene cuatro estaciones, escogió el sector industrial de Yaguachi para invertir 2 millones de dólares en una nueva gasolinera PDV, cuya primera fase fue abierta este mes.

La estación está en la zona del Parque Industrial de Acopio y Distribución (Piady), que albergará a más de 100 empresas. Carlos Ledergerber, presidente de ese grupo, señala que esta gasolinera genera entre 30 y 40 plazas directas de trabajo y, a su vez, impulsará el desarrollo de negocios alrededor.

Esa gasolinera se beneficiará de incentivos tributarios y tasas que otorga el Municipio de Yaguachi para proyectos nuevos. En una segunda fase de expansión de la gasolinera, el grupo planea destinar otros $ 3 millones.

Publicidad

Ledergerber indica que en cantones como Daule y Samborondón hay un desarrollo acelerado y ordenado y estima que Yaguachi va a tenerlo en la parte industrial.

En el país se calcula que hay 1.128 gasolineras, de las cuales unas 160 están en la zona de Guayas, donde se han incorporado estaciones.

Durante los dos últimos años, la zona de la parroquia La Aurora, en la jurisdicción de Daule, por donde circulan más de dos millones de vehículos al mes, y la vía a Daule han registrado inversiones en gasolineras. En La Aurora, la cadena Primax abrió hace 16 meses una estación con 11 surtidores para atender a 22 clientes a la vez.

Esa cadena, que maneja más de 2oo gasolineras en el país, ha venido remodelando las tiendas Listo!, que operan junto a las estaciones.

Otra firma que incorporará una nueva estación de servicio en el km 12,5 de la vía a Daule es Terpel. La construcción está en marcha en esa área. Ya se han colocado los surtidores y los letreros. A menos de dos kilómetros de allí, en la misma vía, PDV abrió en el 2018 una gasolinera grande, con servicios adicionales que ha ido incorporando. En la parte de atrás funciona un tecnicentro.

Hacia la vía a la costa, donde hay gasolineras de Terpel, Primax y PS, se construye una estación de servicio en el sentido Salinas-Guayaquil.

Publicidad

Parte de los desarrollos actuales ya estaban planificados antes de la pandemia, por lo que algunos proyectos tuvieron algo de atraso.

Leonardo Alvarado, presidente de la Asociación de Propietarios de Gasolineras del Guayas, señala que el crecimiento del parque automotor y la actividad económica hacen que en esta provincia exista un movimiento mayor en la distribución de combustible.

Claro que este año, por las restricciones a la circulación que generó la pandemia, el consumo se redujo en Guayas, especialmente en zonas rurales donde operan estaciones pequeñas.

“Hay estaciones que se han recuperado, pero en las periféricas, en carreteras, se mantienen con disminución. Hay una reducción, ha disminuido entre el 15 % y 10 %”, dice Alvarado

La emergencia sanitaria contrajo el consumo en un 20 %

Con menos carros circulando y con hogares en aprietos económicos por la pandemia, el consumo de combustible a nivel nacional bajó este año.

Carlos Salazar, presidente de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camdeppe), sostiene que en los meses críticos de restricciones, el consumo de combustible cayó y aunque se ha venido recuperando no llega a los niveles de antes de la crisis sanitaria.

El dirigente señala que en la Costa se ve una mejor recuperación que en la zona de la Sierra, donde aún se mantienen ciertas restricciones a la circulación.

Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de esa cámara, indica que si se compara el periodo de enero a noviembre, el consumo de combustible se redujo en 20,2 % en comparación con igual periodo del 2019.

Ese gremio estima que esa baja representaría unos 625 millones de galones menos vendidos de todo tipo de combustible automotor (diésel, eco, súper).

Con el nuevo estado de excepción decretado por el Gobierno, los gasolineros anticipan que habrá otra caída. “Esas restricciones hacen que el consumo baje”, dice Salazar.

En otros sectores como el naviero se reportó la caída del 60 % del consumo y en el ramo aéreo, 50 %. Este último tuvo paralizada parte de la flota durante los meses críticos y aún no logra poner activas todas las frecuencias. (I)