El iceberg más grande del mundo: A-68-A, con un tamaño superior a la isla de Ibiza, se encuentra en las aguas antárticas y ya ha recorrido más de 1.000 kilómetros. Los científicos están pendientes en caso de que pudiera colisionar con las islas británicas de Georgia del Sur.

Desde que se desprendió en 2017 de la Antártida, el A-68-A ha vagado por las aguas antárticas. Con una superficie estimada en 4.200 kilómetros cuadrados, el enorme bloque de hielo había puesto en alerta a los científicos después de que un avión de la Royal Air Force (RAF), la fuerza aérea británica, obtuviese fotos del iceberg.

Los especialistas que lo siguen expresaron que parece que las corrientes están desviando la trayectoria del iceberg, ya que actualmente se encuentra a 255 kilómetros de la isla.

Consecuencias

Si el A-68-A llegara a sus costas como se teme, este podría ocasionar grandes dificultades para la vida marina y vegetal del fondo marino, poniendo en gran peligro a las focas y pingüinos.

Los expertos están sorprendidos de que el iceberg no haya perdido más masa, ya que comenzó siendo un bloque de cerca de 6.000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, informan que a pesar de que sufra un evento de fragmentación importante, los bloques de hielo individuales podrían persistir a lo largo de esta década antes de desaparecer. (I)