Cuba tendrá como medio de pago exclusivamente el peso cubano a partir del 1 de enero, informaron el jueves las autoridades, una decisión que implica la unificación monetaria luego de más de 25 años de circulación de dos monedas nacionales.

En un enlace en cadena nacional de radio y televisión, el presidente Miguel Díaz-Canel, sentado junto al primer secretario del poderoso Partido Comunista de Cuba informó sobre la medida.

El peso cubano tendrá un cambio de 24 por cada dólar, indicó Díaz-Canel.

A pesar que desde hace varios años el gobierno había reconocido las dificultades de tener dos monedas y distintos tipos de cambio, no había llevado a cabo una reorganización debido al impacto negativo — como la inflación — que, según los expertos, podría generar la decisión en un país como Cuba y su fuerte política estatal.

La medida llega en el marco de una fuerte crisis económica derivada de una economía improductiva y castigada por las sanciones impuestas por Estados Unidos, luego de que el presidente Donald Trump buscara explícitamente asfixiar las finanzas de la isla, y la paralización relacionada con la pandemia de coronavirus.

“Reiteramos la trascendencia e importancia de esta tarea, que pondrá al país en mejores condiciones para llevar a cabo las transformaciones que demanda la actualización de nuestro modelo económico y social sobre la base de garantizar a todos los cubanos la mayor igualdad de oportunidades, derechos y justicia social”, expresó Díaz-Canel.

“Ya se ha expresado que la tarea de ordenamiento no constituye por sí misma la solución mágica a todos los problemas presentes en nuestra economía. Sin embargo, favorecerá la creación de las condiciones necesarias para avanzar de manera más sólida”, agregó el presidente. (I)