Con una inversión de 288 mil dólares y respetando la edificación patrimonial, el Municipio de Quito intervino en la regeneración del monasterio de Santa Clara, uno de los primeros fundados en la capital.

El alcalde, durante el evento de inauguración, invitó a todos los habitantes de la ciudad, el país y el mundo a visitar este monasterio lleno de historia y arte y “una espiritualidad viva”.

"Inauguramos estos trabajos que se han hecho tanto de mantenimiento de cubiertas, pintura mural, intervención en pisos, intervención en la huerta, sistemas de cableado y demás trabajos que van a permitir que este espacio se siga manteniendo por muchos años más", dijo Raúl Codena, director ejecutivo del Instituto Metropolitano de Patrimonio.

El alcalde Dr. Jorge Yunda, @LoroHomero, entregó la obra de mantenimiento y reforzamiento estructural de la arquitectura monumental religiosa y restauración de la pintura mural del claustro de la pila del Monasterio de Santa Clara.#QuitoPatrimonioMío pic.twitter.com/OxdOVT0io7

El monasterio de Santa Clara se fundó en 1596 por doña Francisca de la Cueva, para lograrlo tuvo que comprar las casas de Alonso de Aguilar, Francisco López y Francisco del Castillo.

"Son estructuras que tienen 350 años y que nuestros técnicos y especialistas han sido muy meticulosos al momento de hacer las intervenciones en estos bienes religiosos. Este es el legado de nuestro pueblo, es algo extraordinario que no se puede conseguir en otras partes del mundo", explicó Codena.

"Gracias por su trabajo y esmero en cuidar este lugar maravilloso, patrimonio histórico de la humanidad debido a su arquitectura que es única en América Latina", dijo Marianita Flores, abadesa del monasterio Santa Clara. (I)