El pasado miércoles las autoridades de Reino Unido informaron que había autorizado el uso de la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus y que, por ende, en una o dos semanas se comenzaría con la vacunación en ese país.

Pero qué hizo que este país se adelantara a la posible aprobación de una vacuna por parte de los Estados Unidos y la Unión Europea en las próximas semanas.

"El gobierno aceptó hoyn (miércoles) la recomendación de la Agencia de Reglamentación de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) de aprobar el uso de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer/BioNTech", dijo entonces el ministerio de Sanidad británico.

De acuerdo con la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA), no se había omitido ninguna etapa del proceso de aprobación por la vía de emergencia, especialmente en lo concerniente a la seguridad. Además de que se había ganado tiempo gracias a que la agencia recurrió a ensayos superpuestos y revisiones continuas de los resultados vacuna por parte de científicos y médicos.

Publicidad

"Cumple los estrictos estándares de seguridad, de efectividad y de calidad", dijo June Raine, directora de la MHRA.

De acuerdo con los reguladores, la vacuna será efectiva siete días después de que una persona reciba la segunda dosis, si bien hay algún tipo de protección 12 días después de la primera.

El Reino Unido tiene comprometidas 40 millones de dosis, que permitirán vacunar a 20 millones de personas.

Pese al anuncio hubo voces críticas con la decisión. Por ejemplo, desde Alemania, Peter Liese, un eurodiputado miembro del partido de la canciller Angela Merkel, pidió a la Unión Europea mejor esperar unas pocas semanas más a que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) siga examinando las vacunas para dar la autorización comercial.

"La EMA considera que la autorización de comercialización condicional es el mecanismo regulador más apropiado para su uso en la actual emergencia pandémica", indicó en tanto la agencia europea, que también apuntó que este procedimiento tiene más base que las comprobaciones de procedimiento de emergencia autorizado por Reino Unido.

La EMA se pronunciará sobre la autorización a fines de diciembre.

Publicidad

Mientras, en Estados Unidos se espera que la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) de su veredicto el próximo 10 de diciembre. Fecha en el que expertos evaluarán los resultados presentados en el ensayo clínico de Pfizer y BioNTech. Aunque luego pasará al análisis de sus científicos para una aprobación final.

La comunidad científica espera aún la autorización de la EMA y de la FDA a las vacunas, ya que son dos instituciones reconocidas mundialmente.

Dosis en horas

En tanto, las dosis de esta vacuna contra el COVID-19 llegarán "pronto", en "horas y no días", al Reino Unido de cara al comienzo de la vacunación a partir de principios de la próxima semana.

Así lo indicó este jueves Jonathan Van-Tam, subdirector asesor médico del Gobierno, en unas declaraciones a Radio 5 de la BBC, después de que los reguladores británicos dieran ayer luz verde al preparado desarrollado por la farmacéutica estadounidense y el laboratorio alemán.

Se espera que los ancianos que viven en residencias y el personal que les cuida sean los primeros en recibir esta vacuna la próxima semana, a los que seguirán otros grupos vulnerables de la población.

Aún no se ha decidido si la Sanidad del Reino Unido emitirá certificados de la vacuna una vez que una persona ha sido inmunizada contra el coronavirus. (I)