La recuperación de la facultad normativa para la Superintendencia de Control del Poder de Mercado, así como un nuevo esquema para verificar la concentración en los mercados son dos de las principales reformas que se emitieron a través del Decreto 1193 expedido por el presidente de la República, Lenín Moreno, el miércoles pasado.

El superintendente de Control del Poder de Mercado, Danilo Sylva, explicó que tras retomar facultades normativas que estaban en manos de la Junta de Regulación de la ley del sector, se le robustece a la autoridad. Y pone como ejemplo que se emitirá normativa relacionada con la determinación de los montos de las sanciones y multas que emita la institución. La idea, dice Sylva, es que la capacidad de multar hasta en los montos más altos se convierta en un elemento de disuasión al posible cometimiento de prácticas anticompetitivas por parte de los operadores económicos. Además se espera que se incentive, con ello, los compromisos de cese y el programa de delación compensada.

Adicionalmente, con la reforma se crea un nuevo control de las concentraciones, que se divide en dos fases. La primera, que dura 25 días, plazo en el cual la Superintendencia puede resolver la autorización de la operación en caso de que se verifique que no generará alteraciones al mercado. Para el caso de concentraciones que ameritan un mayor análisis se crea una segunda fase en la cual se toma una decisión en el término de hasta 60 días adicionales.

La reforma reafirma que las prácticas restrictivas prohibidas por su objeto no podrán ser consideradas como de escasa significación.

Asimismo, la reforma refuerza las disposiciones de transparencia y publicidad con las que trabaja la Superintendencia, aclara varias confusiones respecto de cómo y cuándo se pueden publicar las opiniones, lineamientos, guías, criterios técnicos, estudios de mercado y resoluciones que se emitan.

En general, dice Sylva, las reformas observan las mejores prácticas internacionales, como las emitidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

También recordó que a finales de septiembre la Superintendencia de Control del Poder de Mercado defendió el primer examen Peer Review de derecho y política de competencia realizado al Ecuador por parte de la OCDE y el BID, y cuyas conclusiones y recomendaciones se recibirán en los próximos meses. (I)