El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, junto con otras autoridades de Gobierno y con la presencia del director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, informó sobre cuáles serán las reformas legales, tanto inmediatas, como de mediano plazo que se llevarán adelante por parte del país para cumplir con las metas acordadas con este multilateral. Dichas metas buscan bajar el déficit fiscal existente y ordenar las finanzas públicas.

Esto, luego de que la noche del domingo, el presidente de la República, Lenín Moreno informara de la llegada de los primeros $ 2000 millones de financiamiento del Fondo Monetario, de un total de $ 6500 que se espera lleguen en los próximos 27 meses. Y de la entrega de otros créditos que vendrán desde China en los próximos tres meses.

De acuerdo con los datos de Finanzas, este año el balance global del Sector Público no Financiero cerrará con un déficit de $ 8300 millones; pero para el 2021 se espera bajar este monto a $ 2900 millones. Para en 2022 se esperaría ya tener un saldo positivo de $ 600 millones. Esto es un ajuste de $8900 millones en dos años.

Explicó que en 2021 sí se podría bajar de una manera profunda el déficit tomando en cuenta que se incrementarían los ingresos por la actividad económica, menor pago de intereses de deuda, y menor gasto en temas de la pandemia, tomando en cuenta que ya no habría las mismas condiciones adversas de este año. Entre tanto, para 2022, está previsto, como parte del Acuerdo con el FMI, que el próximo Gobierno presente una reforma tributaria ante la Asamblea, en el segundo semestre del 2021, con la cual podría recaudar un 2% más del PIB y que estaría orientada al Impuesto a la Renta, sobre todo.

Publicidad

Para Martínez este ajuste sí representa una meta ambiciosa, pero necesaria para garantizar la sostenibilidad de la economía.

Además indicó que en marzo el presidente Lenín Moreno ya presentó una ley Anticorrupción, que debe ser aprobada en los próximos tres meses. En este sentido dijo que se ha mantenido conversaciones con el presidente del legislativo, César Litardo, con el fin de que una Comisión Especializada pueda dar tratamiento acelerado a las iniciativas en contra de corrupción.

También está en carpeta la presentación de una ley monetaria que pueda garantizar la autonomía del Banco Central y, por ende, la sostenibilidad de la dolarización.

También dijo que a futuro, el país requiere, con o sin acuerdo del FMI, de una reforma estructural a la Seguridad Social y una laboral. Este Gobierno ya no las presentaría, pero sí va a dejar insumos y discusiones avanzadas para que sean tomadas en cuenta por el próximo Gobierno.

Alejandro Werner, del FMI, por su parte reconoció que el país ha sido duramente afectado por la pandemia, pero que los problemas económicos se venía arrastrando desde antes. Destacó que la renegociación de la deuda permitirá al país tener un alivio para así implementar políticas fiscales que permitan su recuperación económica.

De otro lado, el ministro Martínez explicó que se espera que China pueda desembolsar al menos $ 1700 millones, de los cuales $1100 millones vendrían de un crédito atado a petróleo por $1100 millones y otro con el CDB por $600 millones.

También destacó que durante la pandemia, por más condiciones adversas que se registraron no se dejó de cumplir puntualmente los pagos para los más pobres, entregando los bonos de la Red de Protección Social.