En España está ocurriendo un fenómeno que al parecer tiene su explicación en las acciones que impulsan organizaciones de la sociedad civil: pese al uso de la mascarilla y la conciencia ciudadana sobre la necesidad de mantener la distancia y medidas de higiene siguen creciendo los casos del nuevo coronavirus.

En un análisis del portal La Vanguardia varios expertos opinan sobre los factores que estarían incidiendo los rebrotes de COVID-19. Los casos en el país ibérico ascienden a 360 mil, de estos, más de 26 mil se han complicado al punto de terminar en fallecimiento.

El genetista e investigador Salvador Macip, residente en Leicester (Reino Unido) atribuye los rebrotes a un conjunto de factores de carácter social, económico y político que distinguen a los españoles de sus vecinos, recoge la publicación del medio de comunicación digital. “Llevar la mascarilla por la calle es una buena idea porque contribuye a que los ciudadanos se acostumbren a usarla. Pero es en espacios cerrados llenos de gente donde realmente es eficaz. Si la llevamos al aire libre pero nos la quitamos en situaciones de riesgo, al entrar en domicilios o recintos públicos, estamos realizando un esfuerzo bastante inútil”, argumenta el especialista, se cita en el informe.

Entre las principales fuentes de contagio, se señala, son las reuniones familiares y de amigos, más aún en una época del año agradable. “Y en España, durante el verano, tendemos a socializar mucho, especialmente los jóvenes, que son los que menos se ponen la mascarilla”, analiza Macip, autor del libro Las grandes epidemias modernas.

Macip opina también que “la desescalada fue precipitada. Por temor que se hundiera más la economía se quiso reactivar el turismo enseguida para no perder la temporada, lo que produjo más movilidad. Se habló de la nueva normalidad, trasladando un mensaje de relajación que ha sido contraproducente. En una crisis sanitaria de esta magnitud no se puede nadar y guardar la ropa”.

A estos factores se suma la infodemia, la pandemia de la desinformación. Grupos negacionistas o contrarios al régimen se encargan de difundir información errada en redes sociales, como que las mascarillas provocan complicaciones a personas que padecen de una enfermedad respiratoria. También protagonizan plantones. (I)