La secretaria Jurídica de la Presidencia, Johana Pesántez, señaló que, con el nuevo Decreto Ejecutivo que declara el estado de excepción en los centros de Rehabilitación Social del país busca restablecer la convivencia pacífica al interior de las cárceles y regirá por sesenta días.

Edmundo Moncayo, director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI), agradeció el apoyo de la Presidencia pues se necesita fortalecer los controles de seguridad por los hechos sucedidos el 3 de agosto, el sábado pasado y hoy día, que dos personas de la banda "Los Patos Locos", agredieron e hirieron a otros cinco reos más, en el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga.

Moncayo mencionó que las bandas al interior de los centros son una herencia de años atrás y , en los próximos días, tomarán acciones para controlar y aislar a los privados de la libertad. "Nos comprometemos en fortalecer lo que nos está fallando y muchas gracias por el apoyo de Fuerzas Armadas y Policía Nacional", dijo.

Luis Lara, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (FF.AA.), manifestó que los militares se encargarán de los controles en las vías de acceso a los centros de rehabilitación, ejecutando una seguridad perimetral de los centros, controles de armas municiones y explosivos y control de acceso en la parte posterior en coordinación con la Policía Nacional.

Hay 1477 agentes penitenciarios para 53 centros de privación de la libertad en el país. Al momento, hay diez agentes de seguridad penitenciaria en procesos de desvinculación. Hay 37.500 personas privadas de la libertad, en el país.

Patricio Carrillo, comandante general de la Policía Nacional, expresó que la crisis carcelaria actual es continuada desde el 2019, que la Policía seguirá con las tareas de aislamiento, contención y prevención de los hechos de violencia tanto en lo que es seguridad física en el primer filtro de ingreso, así como en la seguridad de los procedimientos que corresponden.

"Aislar personas que han cometido delitos es la última fase del proceso de justicia penal, pero, a nosotros, el decreto ejecutivo lo que hace es movilizarnos, incrementaremos el talento humano, unidades especiales en los sitios más críticos (...) pabellones para el tratamiento de personas de difícil adaptación, son temas que nuevamente debemos pensarlos, realizaremos el fortelecimiento de las requisas y simulacros que tenemos que hacer para mantener el orden, activar y controlar la unidad de inteligencia penitenciaria y, una de las medidas que estamos solicitando como policías dentro del estado de excepción también es la activación del sistema penitenciario denominado "La Roca" en Guayaquil, para personas de difícil adaptación", expresó Carrillo.

Carrillo recordó que las bandas de Los Choneros y Los Lagartos operan hace varios años, recordó el fallecimiento de Telmo Castro, la salida en libertad de uno de los líderes de estas bandas, que en febrero enfrentaron otro incidente grave y "desde ahí se ha logrado frenar estas expresiones", hasta este mes de agosto que se vuelven a producir hechos violentos.(I)