Actualizado a las 22:30

El sismo de 7,5 grados que sacudió este martes el centro y sur de México dejaba seis muertos y decenas de heridos en el estado de Oaxaca, donde se localizó el epicentro, informaron las autoridades.

"Daños menores en viviendas, alertas de tsunami por posible variación en el nivel del mar y cuatro personas fallecidas es el saldo preliminar del sismo", informó en un comunicado la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Una mujer murió cerca de Crucecita, epicentro del terremoto, y otras cinco personas en poblaciones ubicadas a entre 100 y 150 km de allí.

Publicidad

La mayoría pereció por el desplome de estructuras y un trabajador de la estatal Petróleos Mexicanos falleció al caer de una altura en la refinería de Salina Cruz, donde hubo un conato de incendio.

En tanto, rescatistas intentaban llegar a una zona de difícil acceso de Oaxaca, donde se construye una carretera, para corroborar versiones de que 15 trabajadores estarían atrapados.

Seis horas después del temblor, que tuvo lugar a las 10H29 locales (15H29 GMT), el Sismológico Nacional había registrado 447 réplicas, siendo la de mayor magnitud de 4,6, añade el comunicado.

El terremoto obligó a evacuar edificios y generó pánico en la capital del país y en otras localidades afectadas.

Peatones en la Ciudad de México grabaron cómo el sismo provocaba la separación en banquetas. #Sismo #México #Oaxaca #CDMX #Huatulco pic.twitter.com/7U3cNMviMC

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) emitió una alerta de tsunami para México, Guatemala, El Salvador y Honduras.

Víctimas

El gobernador del estado sureño Oaxaca, donde se produjo el epicentro del sismo que tuvo una profundidad de 10 kilómetros, informó inicialmente a una emisora de radio del fallecimiento de una persona y de un herido a consecuencia de un derrumbe en la población Crucecita. Luego subieron la cifra a 4.

Publicidad

Magdalena Castellanos se encontraba en la localidad oaxaqueña Santiago Astata, próxima al epicentro, cuando se produjo el temblor, que provocó que varias rocas rodaran de las laderas y alarma entre los ciudadanos, dijo a Reuters por teléfono.

"Fue muy intenso, muy fuerte. A mí no me había tocado sentir un sismo de este magnitud en el pueblo de Santiago Astata", dijo la mujer de 60 años, cuyos hermanos tienen un hotel en la zona que sufrió varias grietas, mientras se producían algunas réplicas del sismo.

Protección Civil de México dijo que reportes preliminares dieron cuenta de que no había daños a infraestructura prioritaria como instalaciones de la petrolera estatal Pemex, puertos, aeropuertos ni presas en los estados golpeados por el terremoto.

Pero advirtió que se esperaban "variaciones anómalas" del nivel del mar de hasta 113 centímetros y recomendó a la población a mantenerse alejada de las playas.

Videos en redes sociales mostraron cómo el mar se retiraba en Oaxaca.

Evacuaciones de hospitales

El presidente Andrés Manuel López Obrador y la alcaldesa de Ciudad de México dijeron que no tenían reportes inmediatos de daños. En algunos sectores de la capital se fue la luz, según la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y afectados.

"La #CFE activa el protocolo para la atención a emergencia para evaluar los daños a las centrales de generación y a la infraestructura eléctrica y restablecer el servicio afectado a la brevedad", dijo el organismo en la red social Twitter.

El último gran sismo que se sintió en el país fue en septiembre del 2017, cuando murieron varios cientos de personas y miles de edificios resultaron dañados y varias decenas colapsaron. "Sonó la alerta sísmica y ya la gente de Gayosso (funeraria) nos indicó la salida. Estábamos en el cuarto piso y cuando veníamos por el tercero sentimos el jalón", dijo Magdalena Rubí, una mujer de 52 años que estaba en el velorio de un familiar en la capital.

"Lo que nos ayudó es que nos veníamos sosteniendo en las escaleras pero ya al momento de llegar a la planta baja nos sentimos mareados", agregó. (I)