Varias personas fueron apuñaladas el sábado por la noche en un parque de Reading, al oeste de Londres, y trasladadas al hospital, informó la policía, que indicó haber detenido a un hombre en el lugar de los hechos.

La policía y los servicios de rescate intervinieron en el lugar tras haber sido llamados al terminar la tarde por un incidente en que varias personas fueron apuñaladas en Forbury Gardens, en esta ciudad de 200.000 habitantes situada a unos 60 km del centro de la capital.

Varios medios británicos mencionaron que hubo tres muertos, pero esta información no fue confirmada por la policía.

Publicidad

Según la agencia PA y la cadena Sky News, que citaron fuentes anónimas, se sospecha que el acto pudo ser de carácter terrorista, pero la policía no se pronunció al respecto.

My thoughts are with all of those affected by the appalling incident in Reading and my thanks to the emergency services on the scene.

"Algunas personas resultaron heridas y fueron llevadas al hospital", indicó la policía local en un comunicado.

Un perímetro de seguridad fue instalado en el lugar y la policía pidió al público "evitar la zona".

Publicidad

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó en Twitter que pensaba "en todos los afectados por los espantosos acontecimientos de Reading" y agradeció la labor de los servicios de emergencias.

La ministra del Interior, Priti Patel, se mostró "profundamente preocupada" en un tuit.

Publicidad

Según testigos citados por la agencia PA, un hombre atacó a varios grupos reunidos en ese parque por la tarde.

"El parque estaba lleno, mucha gente estaba sentada para tomar algo con los amigos cuando una persona llegó, se puso a gritar unas palabras ininteligibles de repente y fue hacia un grupo de una decena de personas, tratando de atacarlas con un cuchillo", declaró a la agencia británica PA Lawrence Wort, que presenció la escena.

"Apuñaló a tres de ellos, gravemente en el cuello y bajo los brazos, luego se volvió y empezó a correr hacia mí, nos dimos la vuelta y empezamos a correr", explicó Wort, entrenador deportivo de 20 años.

"Cuando se dio cuenta de que no podía alcanzarnos, logró alcanzar a una persona por detrás del cuello y cuando vio que todo el mundo empezaba a correr, se fue del parque", contó.

Publicidad

Previamente se había celebrado una manifestación del movimiento La vida de los negros importa, pero los organizadores consideraron que el ataque no guardaba relación alguna con la misma.

Ninguno de los participantes de la marcha se vio afectado, afirmó una organizadora, Nieema Hassan, en un video publicado en las redes sociales. "Nos habíamos ido cuando ocurrió", señaló.

En los últimos meses, se han producido dos ataques calificados como "terroristas" en el Reino Unido. (I)