(Actualizado a las 20:25)

Atando sábanas para usarlas como una especie de soga, ocho internos del Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi intentaron fugarse la madrugada de este lunes 15. La huida de los reos, que pertenecen al pabellón de máxima seguridad, fue frustrada por la Policía, que notó un movimiento inusual.

La alerta se dio cerca de las 03:30, cuando el equipo de seguridad del CRS indicó que un grupo de privados de la libertad abandonó sus celdas y forzaron las barandas de protección de una ventana.

Publicidad

Los presos tenían todo estudiado, pues este pabellón denominado Samaritano está junto a un terreno baldío, situación que la conocen quienes están cerca de este predio.

Rómulo Montalvo, director de la cárcel de Turi, explicó que los reos fueron recapturados minutos después en el área cercana al estacionamiento de vehículos de las visitas.

Luego de algunas diligencias administrativas, los detenidos fueron llevados al complejo judicial del Azuay para que den su declaración ante la Fiscalía.

Publicidad

Montalvo no descartó que, previa coordinación con autoridades nacionales del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad (SNAI), los reos sean trasladados a otras provincias. Inmediatamente se volverán a soldar los barrotes, se reconstruirán algunas puertas y reforzarán la seguridad en la parte interna y externa del sitio.

Xavier Martínez, gobernador de Azuay, reveló que aunque los privados de libertad no salieron del perímetro del CRS, “ya pueden evadir el primer filtro de seguridad del pabellón de máxima seguridad”.

Publicidad

Los ocho reos serán procesados por el presunto delito de evasión, con pena privativa de libertad de uno a tres años. (I)