En los límites fronterizos entre Guayaquil, Tenguel, Yaguachi y Daule, el Municipio local y el Ejército ya han instalado cinco carpas para brindar atención médica a pacientes con síntomas respiratorios.

La idea es también controlar el ingreso de personas contagiadas a Guayaquil, una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus y donde hubo unos 12 000 muertos.

“Hemos sido solidarios con los moradores de nuestros cantones vecinos y hemos colocado centros de atención fronteriza, con la ayuda del Ejército, que ha instalado las carpas. Nosotros ponemos las camas y los equipos, el oxígeno, las pruebas rápidas y medicinas”, manifestó la alcaldesa Cynthia Viteri.

Estos puntos de atención están en las parroquias rurales de Tenguel y Puná, en el peaje Chivería, en Yaguachi y Daule. En estas dos últimas sus alcaldes han puesto los médicos, detalló el Municipio.

Estas carpas del Ejército son climatizadas. El cabildo ha entregado medicinas, ocho camas por carpa, concentradores de oxígeno y pruebas rápidas para la detección del virus.

En esos puntos estratégicos hay médicos y enfermeras que atienden las 24 horas.

17 días sin muertes

“Tenemos 17 días, alternados, con cero muertes por la pandemia”, resaltó esta semana Viteri, quien aseguró que todas las unidades de salud municipales están siendo provistas de oxígeno para los pacientes; y que en un tiempo récord se adecuarán dos infraestructuras hospitalarias en el Centro de Convenciones y en la antigua maternidad Enrique Sotomayor, hoy Hospital del Día Bicentenario.

Además, dijo que se movilizarán médicos y enfermeras en el Plan Integral de Atención Puerta a Puerta. (I)