Pese a ser fronterizo con China, donde se originó el nuevo coronavirus, Vietnam ha logrado mantener el número de contagiados en un poco más de 300. Pero sobre todo ha conseguido mantener en cero la cifra de fallecidos por covid.

¿Cómo lo ha conseguido este país, uno de los más pobres de Asia? Primero, eludió la sugerencia de la OMS (Organización Mundial de Salud) cuando se decía que las mascarillas no eran necesarias. Se dispuso la obligatoriedad de usarla, recordó Clarín.

Además, restringió viajes e impuso cuarentenas a toda persona que ingresara al país, fuera residente o no.

Más que recursos tecnológicos o grandes inversiones, Vietnam apostó por la organización. Toda la población confinada y seguimiento de las personas contagiadas. Por ejemplo, si se registraba un contagio en un restaurante, se contactaba de inmediato a las personas que habían ido al establecimiento.

Además, lo hizo antes que su vecino chino. Eso ayudó a evitar el colapso de hospitales, ya que ciudades como Ho Chi Minh apenas tienen 900 camas para atención intensiva.

También se suspendieron las clases desde febrero y en redes sociales se publicaron los datos de las personas infectadas.

A la fecha, Vietnam registra 327 casos de covid, de los cuales 272 se han recuperado. Unas 3000 empresas cerraron entre enero y febrero, y el Gobierno destinó unos 1100 millones de dólares para enfrentar la crisis. (I)