Dos fiscales y un agente de la Administración para el Control de Drogas (Drug Enforcement Administration o DEA) han sido reconocidos con el Mérito Profesional en el grado de Gran Oficial, por su aporte en la lucha contra el narcotráfico en el país.

La condecoración fue decidida en febrero por el Ministerio de Gobierno y la Policía y se publicó el la semana pasada en el Registro Oficial.

Dolores Coloma, fiscal de la Unidad de Investigación de Delincuencia Organizada Transnacional, y el exfiscal general de Estado Paúl Pérez Reina son los funcionarios locales que recibieron ese reconocimiento del régimen.

Ellos contribuyeron en la operación llamada Arpón de Neptuno, que se desarrolló en agosto de 2018 y que se desarrolló en Ecuador, Colombia, México y Guatemala.
Como parte de la operación, en el país se realizaron allanamientos en Quito, Santo Domingo, Esmeraldas, Guayaquil y Babahoyo.

Allí se incautaron 106 kilos de marihuana y 3400 litros de ácido sulfúrico que estaban almacenados en 136 canecas. En los cuatro países se realizaron 61 allanamientos y fueron detenidas 38 personas involucradas con la red delictiva a la que se le hicieron seguimientos por semanas.

Para el Consejo de Generales de la Policía y para la ministra de Gobierno, María Paula Romo, los fiscales contribuyeron con su accionar “de manera trascendental y relevante al trabajo que realiza la Policía”.

También la Policía y el Ministerio de Gobierno acordaron entregar la condecoración con carácter de honorífico al Mérito Profesional del agente de la DEA Sean Norton.
Sobre él, en el acuerdo ministerial se dice que se entrega el reconocimiento en el grado de Gran Oficial “por labores que han ido más allá de las expectativas trazadas para el cabal cumplimiento de nuestra misión...”. (I)