El balance de las diferentes ramas del comercio por el Día de la Madre es positivo, según varios dirigentes gremiales que percibieron desde la semana pasada hasta el último domingo un marcado movimiento y crecimiento de pedidos online de productos inherentes a la festividad.

Es así que, por ejemplo, Leonardo Ottati, presidente de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE), estima que "la reactivación debe haber movido las ventas de detalles para mamá en un monto no menor a los $50 millones". Esto, agrega el dirigente, se traduce en un cálculo de crecimiento de la demanda de 6,5 veces más que un Día de la Madre online de años anteriores, específicamente del 2019.

La mayoría de esas compras se dieron en el marco del Cyber Day.Ec, un evento que la CECE organizó y estuvo abierto con más de 30 marcas promocionando sus productos desde el viernes 1 hasta el domingo 4 de mayo.

"Si bien es cierto el evento no fue enfocado en compras para el Día de la Madre, porque el enfoque real fue para atender las necesidades que durante seis semanas no habían podido ser cubiertas, definitivamente en sí se promocionaron cosas para poder agasajar a la mamá", explicó Ottati, quien señala que adicionalmente se deben sumar todas las otras iniciativas que ya están haciendo comercio no presencial también considerado comercio electrónico a nivel de detalles, flores, perfumes, incluso comida.

Publicidad

En este último sector la alta demanda hizo colapsar el sistema de algunos negocios, según señala Francesca Ferrero, presidenta de la Asociación de Restaurantes del Guayas y propietaria de la marca Moro Grill.

En su caso particular pese al éxito de la demanda del domingo, las ventas llegaron solo al 50% de un Día de la Madre normal, pero en el resto de la semana por la extensión de horarios la demanda creció el 16 % en ventas.

La dirigente y empresaria lamenta que al despachar a domicilios los restaurantes incrementaron sus costos operativos y además experimentan problemas de logística ajenos a su control.

"La situación no es normal, tratamos de dar excelencia en el servicio, pero hay temas que se nos van de las manos, más que todo de logística, las motos o los vehículos que van a despachar a domicilios tienen que salir de los establecimientos con la comida, paran por los controles de Policía según los kilómetros a los que los establecimientos envíen su comida, luego la garita si es una ciudadela cerrada y luego al cliente, por pedido puedes tener desde 35 minutos hasta una hora de entrega, aparte del tiempo de cocción", explica Ferrero, quien lamenta que eso cree fricción y obstáculos, aunque asegura que seguirán trabajando para mejorar la comunicación con los clientes.

Mientras, para Pablo Arosemena, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador y de la Cámara de Comercio de Guayaquil, indicó que las ventas adicionales en el comercio la semana pasada generaron $374 millones.

Sin embargo, aclara que es difícil determinar si ese crecimiento es totalmente debido al Día de la Madre. "La semana del Día de la Madre coincidió con la semana de reapertura de los comercios con venta a domicilio. En este sentido es difícil distinguir entre ambos sobre las ventas", expresa Arosemena.