El secretario General de la Comunidad Andina, Jorge Hernando Pedraza, hace un balance de las acciones tomadas por ese organismo para acompañar el combate al coronavirus que desarrollan los países del bloque regional: Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia.

"A nivel andino, debemos destacar que los cuatro países actuaron rápidamente, mediante la adopción de medidas de contención y mitigación. No obstante, a pesar de esos esfuerzos, la pandemia, como en todo el planeta, ha afectado a la subregión tanto en número de contagiados como de fallecidos", indica el directivo, quien agrega que, actualmente, la sede de la Comunidad Andina, en Lima, está cerrada. Sus funcionarios están laborando bajo la modalidad virtual.

¿Cuál considera que es el país con más problemas y qué opina de las medidas adoptadas?

Cada uno de los países andinos viene enfrentando las consecuencias de la pandemia de acuerdo con sus características y realidades, al punto que los propios Jefes de Estado, como en todo el mundo, están liderando las acciones y estrategias de control y mitigación. Se ha convertido en agenda de Estado. Algunas medidas son comunes, como el aislamiento, y otras son específicas de acuerdo a las condiciones de cada país.

Publicidad

En este punto, quiero destacar la Declaración firmada por los Ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio Exterior de los cuatro países de la CAN, el 8 de abril, en la cual reafirman su compromiso de trabajar conjuntamente, y la importancia de enfrentar los efectos sociales y económicos derivados de la pandemia, articulando esfuerzos. Igualmente, el 4 de mayo, el Consejo Consultivo Empresarial Andino, integrado por los principales gremios de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú se reunieron y acordaron contribuir a la reactivación económica de los países andinos a través de las operaciones de comercio.

¿Desde la CAN que acciones se pueden desplegar para ayudar a los países?

Desde la Secretaría General consideramos que las actuales circunstancias exigen más integración y un trabajo coordinado entre los países andinos para controlar la pandemia, mantener el comercio regional, reactivar las economías y sostener el empleo en beneficio de 111 millones de ciudadanos. De las grandes crisis, nacen grandes oportunidades.

Estamos preparados para el proceso postcoronavirus, por ello impulsaremos la reactivación, diversificación y recuperación de mercados para las exportaciones a través del e-commerce, ruedas de negocio virtuales y la construcción de cadenas regionales de valor.

Necesitamos fomentar la investigación y el desarrollo tecnológico, para que la región reduzca su dependencia de la producción de otros países o grupos multilaterales en estos aspectos. Tenemos que organizarnos regionalmente, para que, así como hacemos ensamblaje de autos aquí, lo hagamos con equipos de alta tecnología, de equipos al servicio de la medicina.

Además, se acelerará la digitalización y automatización de procesos productivos; la activación del transporte transfronterizo y se fortalecerá el trabajo de las mipymes que son el 90% de empresas en la CAN y que generan el 60% del empleo en los países andinos. También puedo informales que en breve será aprobada la Guía de Coordinación de la Asistencia Humanitaria en los países andinos.

Publicidad

Quiero destacar que por parte de la Secretaría General, los diversos comités y grupos de trabajo temáticos han continuado avanzando su labor enfocados en analizar e intercambiar información sobre el coronavirus, asimismo producto de un trabajo conjunto con el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur (CVP) elaboramos un protocolo para prevenir contagios de COVID-19 en el sector agropecuario en 18 países y así proteger a nuestros campesinos. Asimismo, se estableció un protocolo, para transmitir por vía electrónica (mediante correo), los documentos soporte para el Tránsito Aduanero Comunitario entre las Aduanas de pasos de frontera, como medida de prevención sanitaria ante la pandemia.

¿Han pensado pedir ayuda en bloque a los organismos multilaterales o empresas farmacéuticas multinacionales?

En la Declaración suscrita por los países andinos, se expresa la voluntad para que las autoridades competentes evalúen posibles medidas viables para la compra conjunta de insumos médicos a fin de responder efectivamente a las necesidades generadas por la emergencia. Adicionalmente, cada país viene coordinando soluciones individuales, en cuanto a condiciones de créditos y ayudas.

La CAF o Banco de Desarrollo es parte del Sistema Andino, ¿ya se tiene un monto de la ayuda que podría dar a la subregión?

La CAF ha habilitado una línea de crédito regional de emergencia por $2500 millones para reforzar medidas anticíclicas y ayudar a mitigar los impactos sociales y económicos. Asimismo, ha dispuesto una línea de crédito contingente por hasta $50 millones por país, para atención directa de los sistemas de salud pública. Las autoridades también cuentan con recursos de cooperación técnica no reembolsable por hasta $400 mil por país para iniciativas relacionadas con esta coyuntura global.

Los países van a necesitar reactivarse luego de la pandemia. Y algunos podrían pensar en resguardar su producción con la implementación de salvaguardias, por ejemplo. ¿Se ha pensado en flexibilizar los temas arancelarios dentro del bloque?

La flexibilización de aranceles pasa por la modificación normativa, por lo cual requiere de consenso de todos los países. Aquí lo que esta ocurriendo es que podemos expedir la partida de defunción de la globalización. Después del COVID-19, el mundo va a actuar con integración regional y es ahí donde tenemos un escenario muy importante, fundamental, pues luego de las afectaciones de los sectores productivos, tenemos que ejercer un fuerte liderazgo para emprender acciones que mitiguen la crisis, reactivando el aparato productivo de nuestros países y de esta manera evitar daño social, propendiendo el bienestar de los 111 millones de ciudadanos andinos, pues se habla de la pérdida de 38 millones de empleos en América Latina y se dice que habrán 30 millones de nuevos pobres, lo cual nos llama a generar una respuesta coordinada, integrada y solidariamente desde y para la CAN.

¿Se prepara quizás alguna normativa laboral regional que mitigue el desempleo?

Como Secretaría General, promoveremos decisiones que permitan la reglamentación del Teletrabajo. Hay que crear fronteras para que el teletrabajo contribuya a la productividad económica sin que invada el hogar y cause prejuicio a la vida familiar, pues hay empleadores abusando de las circunstancias, por lo que consideramos urgente hacer normas al respecto. (I)