La emergencia sanitaria que vive el país y el mundo por la pandemia del COVID-19 hizo que la conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores en Ambato sea diferente este viernes 1 de mayo. No hubo el acostumbrado desfile de las organizaciones sindicales y gremiales por las calles.

Pero los trabajadores de la Salud no quisieron dejar pasar por alto este día y se concentraron en la parte exterior del hospital Regional Docente Ambato, en donde con pancartas y gritos alusivos a la fecha resaltaron la labor que realizan en este tiempo de emergencia.

Vilma Solarte, dirigente del sindicato de Trabajadores de la Salud Eugenio Espejo, explicó que a pesar de las circunstancias que vive el país a causa del COVID-19 quisieron expresar el saludo fraterno a los trabajadores de Tungurahua, el Ecuador y el mundo.

“Conocedores de todas las normativas de seguridad quisimos hacernos presentes con un saludo fraterno sobre todo a los médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, camilleros, a los que están en primera línea de atención de esta pandemia”, dijo Solarte en contacto telefónico con Diario EL UNIVERSO.

El dirigente añadió que como trabajadores de la Salud siempre estarán en la lucha por alcanzar los derechos que requieren para que sean atendidos, más aún en las circunstancias actuales, porque la exigencia al Gobierno nacional, al Ministerio de Salud, es para que se haga la entrega de los insumos y las prendas de protección que se requieren para la seguridad de cada persona y de las familias.

Solarte reconoció que al comienzo de la emergencia contaban con los insumos y prendas suficientes para atender a los pacientes, pero que luego de un mes de la pandemia ya se comienza a sentir la carencia y falencia de lo que requieren para continuar con la labor sin exponerse a contagios. (I)