La contaminación del aire ha disminuido en el Distrito Metropolitano de Quito en las últimas cuatro semanas. Desde el pasado 17 de marzo, Ecuador está en una etapa de confinamiento debido a la presencia del coronavirus.

"En un estudio de cuatro semanas de cuarentena, se ve claramente que la contaminación del aire decae entre un 30% a un 70%, comparando con los niveles normales", dijo Rasa Zalakeviciute, científica ambiental de la Universidad de las Américas (UDLA), en un estudio hecho en colaboración con la secretaría del Ambiente del Municipio capitalino.

Por ejemplo, agregó, el dióxido de nitrógeno, que proviene de la combustión, especialmente de diesel, debido a lo no circulación de buses o busetas, ha bajado en un 70%.

Publicidad

Otros, como el dióxido de azufre, que proviene de la combustión y de termoeléctricas, ha disminuido en algunas zonas capitalinas.

Señaló que en colaboración con la universidad de Cuenca, entidad que procesó datos de satélite, se revela que la caída de esos dos contaminantes es mucho más visible en Quito comparándola con Guayaquil.

Ese artículo se publicaría próximamente.