Expertos en el área de la salud están rechazando que se utilice túneles de desinfección para rociar a las personas líquidos en países como Ecuador, México, China, Pakistán, Colombia, Albania.

La Organziacion Mundial de la Salud ha recomendado formas directas y efectivas de abordar la higiene con probada efectividad. Algo que no va acorde a la utilización de cámaras de desinfección, puesto que no hay evidencia que la ropa sea un vector importante para la transmisión del virus, por lo que no tiene sentido exponer a las personas a ser rociadas por 20 o 30 segundos con productos químicos.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) ha hablado en el pasado y por la pandemia ha vuelto a referirse al tema. Como resultado ha recomendado que no se realice el rociado de desinfección previo a la entrada a áreas de atención a pacientes.

Además se ha mencionado que existen riesgos dependiendo de la concentración, el desinfectante que se use, el tiempo de exposición y la vulnerabilidad de la persona que se expone. Incluso, dependiendo del químico utilizado, existe la posibilidad de irritación respiratoria y hasta irritación pulmonar grave, algo que podría ser contraindicado porque el coronavirus se aprovecha de pulmones debilitados. Muchas de las sustancias pueden provocar varios problemas si se ingiere o inhala.

También podrían crear problemas de salud ocupacional para los trabajadores, además de que se desconoce las consecuencias del uso generalizado de esta práctica, especialmente lo que pasaría si estos líquidos llegan en gran cantidad a los sistemas de alcantarillado o vías fluviales por su continúo uso. Se cree que esto podría contribuir a la aparición de organismos resistentes a los desinfectantes.

Otro resultado de este escenario es que las personas que usan estos túneles pueden tener una falsa idea de seguridad y "desalentar acciones efectivas comprobadas para disminuir la transmisición" del virus.

Instituciones como loas ministerios de salud de México, Filipinas, Malasia e India han recomenado no usar los túneles y arcos sanitizantes por las razones antes mencionadas. En definitiva puede ser algo perjudicial física y psicológicamente.

En el país, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) también emitió un comunicado para indicar que los túneles o cámaras de desinfección para evitar la transmisión del coronavirus es un riesgo por las sustancias que se usan en estos sistemas.

--Invitamos a la comunidad a revisar el resumen de evidencia científica sobre los túneles o cámaras de desinfección para prevención de COVID-19, preparado por nuestra Facultad de Medicina. ---- pic.twitter.com/vAyW0UGvGG

La PUCE llamó a usar otros métodos de prevención. (I)