Publicidad

Podólogos españoles estudian una posible relación de erupciones en pies de niños y adolescentes con COVID-19

Por la rapidez con que se propagado en el mundo y por el poco tiempo transcurrido aún no se puede hablar de evidencia científica.

Foto: redaccion

Luego de conocerse de numerosos casos en distintos países: Italia, Francia, España, fundamentalmente de niños y jóvenes que presentaban pequeñas lesiones dermatológicas en sus pies, el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España ha decidido abrir un registro de posibles casos de COVID-19.

Consideran que es un hallazgo curioso que comenzó a extenderse en el ámbito sanitario, entre dermatólogos y podólogos. Se trata de lesiones de color púrpura (muy similares a las de la varicela, el sarampión o los sabañones) que se suelen manifestar en torno a los dedos de los pies y que, normalmente, curan sin dejar marcas en la piel.

Por la rapidez con que se propagado en el mundo y por el poco tiempo transcurrido aún no se puede hablar de evidencia científica. No obstante, el Consejo de Podólogos de España envió un comunicado en que insta a sus colegiados a estar muy atentos porque este puede ser un signo de detección de la COVID-19 que puede ayudar a evitar el contagio.

A la vez, el Consejo de Podólogos quiere transmitir un mensaje de tranquilidad a los padres y posibles afectados, dada la benignidad de las lesiones y recordar que deben vigilar la aparición de los demás síntomas clínicos característicos del COVID-19, como tos, fiebre, malestar, e incluso dificultad respiratoria, etc.

Recomendaciones

- Se han detectado numerosos casos de presencia de eritemas en los pies (pequeños enrojecimientos e inflamación de la piel que, fundamentalmente, se están manifestando en la zona de los dedos) en pacientes positivos tras la realización de una PCR. Son similares a los sabañones y pueden aparecer de forma aislada (única) o varias en el mismo paciente.

- Si se tiene noticia de un paciente que presenta estos signos, en forma de erupciones cutáneas, y no tiene una historia clínica previa de traumatismo, picadura o quemadura, para evitar un alarmismo infundado es muy importante realizar un diagnostico diferencial para determinar si este caso, puede ser compatible con un caso de Covid-19 positivo.

- Cuando se detecten estos casos por parte de los padres o familiares se debe mantener al niño en cuarentena, aislado, y puede aplicarse un corticoide tópico y llevar una control de temperatura, siempre con la tranquilidad de que se trata de lesiones benignas con evolución favorable, pero actuando con precaución al ser un posible portador asintomático. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?