Una fosa común se habilitará en Guayaquil para enterrar los cuerpos de los fallecidos por coronavirus.

Gustavo Zúñiga, director municipal de Aseo Cantonal y Mercados de Guayaquil, dijo que se analiza si podría ser en el Panteón Metropolitano, y una vez que la fosa sea cerrada, la ciudad construirá un mausoleo en honor a las víctimas.

El número de muertos ligados al coronavirus y otros fallecidos por causas distintas han complicado los servicios funerarios.

En una entrevista en el programa Así amaneció, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que en los últimos tres días en Guayaquil se han recogido 100 cuerpos de fallecidos. El 24 de marzo se recogieron 35; el día 25 hubo 48; y el 26 se recogieron 17, y aún hay algunos pendientes.

Romo aseguró que entre ese grupo de fallecidos hubo algunos con problemas respiratorios, por lo que se sospecha que podían haber tenido coronavirus y por ello, tanto con estos como en los casos confirmados, se toman los protocolos de recolección de cadáveres de personas con COVID-19. (I)