El asesinato de una menor de siete años en la capital de México ha generado ira e indignación en un país acostumbrado a la violencia.

Este martes decenas de mujeres protestaron afuera de la residencia presidencial de México, como reacción al hallazgo del cuerpo de la niña con signos de tortura, durante el pasado fin de semana, y que ya generó protestas el lunes en el colegio donde estudiaba, en su funeral, así como en las redes sociales.

Ataviadas con prendas negras, y algunas con el rostro cubierto, las mujeres exigieron este lunes a las autoridades un alto a la impunidad y la violencia de género. Las circunstancias del asesinato de la niña se desconocían en el momento de las manifestaciones.

Protestas ciudadanas

Al grito de "¡Violan mujeres, protegen monumentos!" las manifestantes exigieron al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador asumir su responsabilidad para frenar la violencia contra las mujeres.

Publicidad

"¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!" y "¡los feminicidios son crímenes de Estado!", gritaban algunas de ellas.

Poco después, hicieron un minuto de silencio por la menor asesinada y alzaron el puño para demandar justicia.

Por su parte, López Obrador dijo que las autoridades de la ciudad atienden el caso y que su gobierno trabaja sobre las causas que originan la violencia.

Al ser cuestionado por la prensa, el mandatario dijo que no se opone a la creación de una fiscalía especializada en feminicidios.

"Yo lo veo muy bien y todo lo que se haga para conseguir la paz y la tranquilidad, lo vemos muy bien y vamos a seguir ayudando en todo", dijo.

El cuerpo de la menor fue encontrado el sábado en la localidad de Tláhuac, al sureste de la capital, tras haber sido reportada como desaparecida el pasado 11 de febrero.

Publicidad

El lunes, la fiscalía local ofreció una recompensa de dos millones de pesos (unos 107 000 dólares) para quienes aporten información que permita dar con quien la secuestró y la mató.

Mujer se la llevó

La dependencia dijo que la madre de la niña acudió a recogerla a la escuela y que, al no encontrarla, inició la búsqueda. De acuerdo con imágenes en poder de las autoridades, el día que la niña desapareció fue vista de la mano de otra mujer.

El asesinato de la menor conmocionó al país dos días después de que centenares de mujeres protestaran en varias ciudades de México por el feminicidio de Ingrid Escamilla, una mujer de 25 años que fue asesinada por su pareja al norte de la capital mexicana.

México registró 1006 víctimas de feminicidio en 2019, según cifras oficiales, aunque el número podría ser mayor pues existen deficiencias para tipificar el delito, según expertos. (I)