Napo abrió las festividades amazónicas y de fundación con un pregón intercultural denominado Chacra con sabor a leche y chocolate, que recorrió las principales calles de Tena, conocida como la Capital de la Wayusa y Canela.

Delegaciones estudiantiles y gremiales homenajean a la Amazonía y a Napo. El acto empezó ayer a las 10:00. Salió desde la avenida del Chofer y siguió a lo largo de la calle 15 de Noviembre, que cruza la ciudad de sur a norte.

Colorido, música, danza y cantos representaban a las diferentes nacionalidades y culturas que se asientan en el territorio provincial. Primaron los trajes típicos de las comunidades que salen al campo a cultivar sus frutos.

Para el alcalde de El Chaco, Javier Chávez, el fortalecimiento de las manifestaciones culturales de las comunidades hace preservar la identidad.

Jóvenes y alumnos vistieron su ropa campesina para demostrar cómo pasan en la chacra, con los cultivos propios de la zona y de los granos que recogen. La música representó sus costumbres, aquellas que luchan al paso del tiempo y al olvido, el color que es el mismo del bosque y los sonidos los de la fauna.

Los cinco cantones de la provincia llegaron con una representación autóctona vestida de gala. Querían idolatrar a la tierra que los vio nacer, a la que les da de comer, a la que los cobija, dijo Carlos Grefa, uno de los maestros de las escuelas de danza que participaron en el pregón.

“Nuestras manifestaciones culturales son únicas, es el vínculo entre la tierra y nuestros conocimientos ancestrales, porque se las emana con amor, bondad y respeto”, indicó Rita Tunay, prefecta de Napo.

En el acto estuvieron autoridades municipales de los cantones Tena (el alcalde Carlos Guevara), El Chaco (Javier Chávez), Carlos Julio Arosemena Tola (Isaías Pasochoa), de Quijos y Archidona (Andrés Bonilla), así como el gobernador de la provincia (Patricio Espíndola) y la prefecta Rita Tunay. (F)