Viviendas, vías, bordillos y plantaciones agrícolas constan entre las afectaciones que deja el fuerte temporal invernal de los últimos días en la provincia de Tungurahua. Los mayores inconvenientes se han registrado en el cantón Tisaleo. Ahí el alcalde Víctor Zumba indicó que el Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal se mantiene en reuniones permanentes.

Al menos 21 viviendas fueron afectadas por el temporal en Bellavista, Santa Lucía Centro y Santa Lucía La Libertad, dijo Zumba. De estas, cuatro tienen más inconvenientes. Pero el número de casas dañadas puede aumentar porque todavía se levanta información en la parroquia Quinchicoto, agregó.

Para él aún no es necesaria la declaratoria de emergencia del cantón, porque todavía se pueden atender las consecuencias del aluvión, como el que ocurrió el martes. Por eso el COE cantonal sigue en sesión permanente.

Publicidad

Tampoco se han evacuado a familias porque no ha existido necesidad, sostuvo. Pero sí se dispuso el mantenimiento inmediato de la red vial; la reparación de los bordillos dañados por la correntada y la ejecución de mingas comunitarias. También se coordinó la habilitación de albergues por si alguna familia vaya a necesitar.

En las zonas agrícolas se dieron afectaciones en las plantaciones de papas, en pastos, mellocos, arvejas y en frutales como las claudias. En el sector se siguen haciendo evaluaciones porque las lluvias continúan.

José Guamán, de Santa Lucía, contó que desde hace unos 40 años no se había registrado una tempestad como la del martes último. Las correntadas que arrasaban con todo iban por la carretera y también por medio de las plantaciones.

Publicidad

"Esperamos que no se vuelva a repetir una lluvia así, aunque ayer (miércoles 22) en la tarde también cayó otra lluvia fuerte. En los cultivos tenemos grandes pérdidas", mencionó Guamán. (I)