El denominado Parlamento Popular, impulsado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), reactivará hoy las mesas de trabajo para afinar lo que serán las propuestas alternativas que presentará al Gobierno tras la derogatoria del Decreto 883, que contemplaba la eliminación de los subsidios a los combustibles.

El trabajo que desarrolla ese sector lo realiza a puerta cerrada desde el viernes y sábado. Un boletín de prensa de la organización indígena señala que unos 500 delegados de diferentes organizaciones de la sociedad civil instalaron el Parlamento de los Pueblos.

Para canalizar las propuestas de lo que sería el nuevo modelo económico se instalaron cuatro mesas: de la política económica, agraria productiva, derechos sociales, y de política ambiental, extractivismo y territorio.

José Villavicencio, dirigente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), participó en una de las reuniones y aclaró que no se trata de aprobar un nuevo modelo económico, sino establecer un documento alternativo frente a las medidas que aspira a tomar el Gobierno.

Publicidad

Una de esas alternativas es mantener el precio del diésel y eliminar el subsidio del Estado a la gasolina extra y ecopaís.

Hasta el jueves estaría listo el documento, tras una asamblea ampliada que lo aprobará y luego será entregado a los representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), organismo mediador entre el sector indígena y el Gobierno.(I)