Cientos de feligreses participaron ayer en el Rosario Nacional en Varsovia (Polonia), donde aprovecharon, a través de rezos, para ‘apaciguar a Dios’ por lo que llaman profanaciones e insultos de los recientes desfiles del orgullo gay y lésbico. 

Alrededor de 500 creyentes de todo el país recorrieron las calles con rosarios y cruces mientras rezaban y cantaban. 

La muy influyente Iglesia y el partido derechista de Derecho y Justicia (PiS) han lanzado ataques devastadores contra la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transgénero). 

Los derechos de la comunidad LGBT se han convertido en un tema candente en Polonia antes de las elecciones generales del 13 de octubre en el país, fuertemente católico.(I)