Colombia deploró este viernes en la ONU la fuga del exjefe de las FARC Jesús Santrich para evadir la justicia y que un 16% del liderazgo de la antigua guerrilla incumpla el acuerdo de paz que puso fin a medio siglo de conflicto.

Colombia ofrece casi un millón de dólares por Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich, acusado de cometer delitos de narcotráfico después de haber firmado la paz en 2016 y a quien Estados Unidos busca extraditar.

Deploramos" que Santrich "evada la justicia, eluda sus obligaciones con las víctimas y se aproveche de la buena fe de los colombianos", Carlos Holmes Trujillo, canciller colombiano. 

Santrich, congresista del ahora partido político FARC, asegura que es inocente. Desapareció el 30 de junio, y según el presidente Iván Duque, podría estar en Venezuela. 

"Inquieta también que varios de los líderes de las FARC estén incumpliendo los compromisos" del acuerdo de paz, añadió. "El 16% de la comandancia de esa antigua guerrilla no ha aportado verdad, no ha asistido a las audiencias" y se desconoce su paradero, señaló.

Publicidad

No obstante, dijo que "la inmensa mayoría" de los 10.500 excombatientes de las FARC "está cumpliendo con lo acordado y continúa optimista sobre su futuro en la vida civil".

El canciller también destacó la importancia de combatir el narcotráfico con la política de sustitución de cultivos para avanzar en el proceso de paz.

"Las zonas en donde hay narcotráfico son un gran obstáculo para la paz", indicó el canciller, y dijo que el gobierno de Duque seguirá trabajando "por una paz sin impunidad".

El Consejo de Seguridad, que visitó Colombia este mes, volvió a dar su fuerte apoyo al proceso de paz en la sesión trimestral que da seguimiento a la Misión de Verificación de la ONU en el país sudamericano.

El jefe de la misión, Carlos Ruiz Massieu, expresó en el Consejo una "gran preocupación" por la seguridad de excombatientes, líderes sociales y defensores de los derechos humanos en áreas afectadas por el conflicto.

Pidió que se preste más atención a los cerca de 8.000 exguerrilleros que viven fuera de los 24 espacios de transición.

Es fuera de estas zonas que un total de 127 exguerrilleros de las FARC han sido asesinados desde que se firmó el acuerdo de paz en noviembre de 2016, según Ruiz Massieu. (I)