(Actualizado a las 20:30)

Cerca de un centenar de comunidades indígenas y campesinas de las provincia de Sucumbíos se encuentran inundadas tras los desbordamientos de los ríos Aguarico, San Miguel y Putumayo, producto de las intensas lluvias caídas en las últimas horas en la región amazónica.

Los habitantes de la comunidad Cofán de Sinangoe, parte alta de la provincia de Sucumbíos, no podían ingresar ni salir del centro poblado, pues el río Aguarico se desbordó y tapo la única vía de acceso.

La situación es más crítica en las comunidades ubicadas en la parte baja de la provincia. Recintos de la parroquia Pañacocha del cantón Shushufindi también se encuentran inundados.

Publicidad

En el cantón fronterizo de Putumayo, la situación es emergente. Los ríos San Miguel y Putumayo también se desbordaron.

El alcalde Segundo Londoño activo el COE cantonal. "Estoy saliendo a realizar un recorrido por todas las comunidades afectadas para verificar  la magnitud del problema”, dijo la autoridad.

En las comunidades afectadas se reporta la pérdida de animales de corral,  como chanchos, ganado, gallinas y otros, y daños en los cultivos de ciclo corto.

En las comunidades como Playas de Cuyabeno, Sábalo, el Chíparo,  Aguas Blancas, Sinaí, Nueva Montepa, Tres fronteras, entre otras, el agua de los ríos San Miguel y Putumayo subió hasta un metro en los cultivos y en las viviendas.

El alcalde del cantón Putumayo estimó que unas 30 comunidades indígenas y colonas están afectadas por las inundaciones en su cantón.

"Es urgente el envío de vituallas, kits de alimentos y combustible”, señaló Londoño.

Publicidad

Él le pidió a la Gobernadora de Sucumbíos activar el COE provincial para hacer frente a la emergencia por estas inundaciones. 

75% de San Gabriel, sin agua por el temporal

Las fuertes y prolongadas lluvias que se registran en la región Interandina dejan sin agua potable a un 75% de San Gabriel, en el cantón Montúfar, ubicado a 40 km de Tulcán, considerada la segunda ciudad más poblada de Carchi. 

Un deslizamiento de tierra de grandes proporciones registrado la tarde del viernes en el sector de la quebrada El Oso, en la comunidad El Chamizo, sepultó el sistema de captación, inhabilitando las redes de distribución media y baja. 

Unos 2.600 de los 3.800 usuarios no cuentan con el servicio potable desde el 21. Y las lluvias complican los arreglos. (I)