Por tercera ocasión, la audiencia de sumario administrativo en contra del general de Policía Enrique Espinosa de los Monteros Borja se suspendió este lunes 13 de mayo.

Al oficial se lo investiga por supuestamente haber dado disposiciones contrarias al ordenamiento jurídico al haber usado un helicóptero de la institución.

Esa aeronave se accidentó en el parque Bicentenario de Quito el pasado 4 de marzo. Los ocupantes del helicóptero fueron: Rigoberto Recalde y Cristian Guerrón (pilotos), Espinosa de los Monteros Borja (a esa fecha Director Nacional de Logística) y Ana Peralta (esposa del oficial).

Si bien la audiencia de sumario administrativo se reinstaló a las 09:30 de este lunes, la general María Fernanda Tamayo, quien actúa como oficial sustanciadora, sostuvo que hay un pedido de recusación en su contra y debido a que el general Espinosa de los Monteros Borja no tenía defensa, la diligencia se suspendió.

Así, es la tercera ocasión en la que se suspende la audiencia. La primera fue el pasado martes por falta de algunos testigos; la segunda, el pasado viernes, entre otros argumentos porque Hugo Espín, abogado del alto oficial, dejó entrever que dejaba la defensa.

Este lunes, Espín ya no estuvo junto al general Espinosa de los Monteros Borja en la audiencia.

El pedido de recusación en contra de la general Tamayo deberá ser resuelto por un superior, según el artículo 88 del Código Orgánico Administrativo. La recusación  impide que el cuestionado intervenga.

Aún no se sabe cuál sería el abogado que representaría al alto oficial, quien fue designado a prestar funciones de apoyo administrativo en la Dirección Nacional de Educación de la Policía Nacional. No puede hacer uso de uniforme, cargo, función y mando policial así como de armas y bienes institucionales hasta que se dilucide su proceso. (I)