Personal del Cuerpo de Bomberos de Quevedo se desplazó la mañana del viernes al sector Cañalito, luego de que las aguas lluvias cubrieran el camino de acceso y prácticamente aislaran a los pobladores de otras comunidades, los que refirieron que el agua no fluyó por falta de alcantarillado y de un muro.

Las lluvias han sido intensas en la Costa durante los últimos siete días, lo que ha causado estragos mayores en las provincias de Esmeraldas, Manabí y Los Ríos, con bloqueos de carreteras producto de deslizamientos e interrupción de clases por las aguas empozadas.

En Quevedo, los socorristas colaboraron en el rescate de caballos de un centro terapéutico; no obstante, murieron algunos equinos. Además, en los sectores 15 de Noviembre y San Cristóbal, en el mismo cantón, hubo alertas por casas anegadas.

En Los Ríos, los reportes que recibió el viernes el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias daban cuenta de 285 viviendas con daños y más de 860 pobladores afectados.

Publicidad

Además, registró 62,5 hectáreas de tierras agrícolas supuestamente perdidas.

En el cantón Valencia, el río que atraviesa por el sector Chipe se desbordó e inundó barrios. También en Ventanas se reportaron zonas anegadas por efectos de la torrencial lluvia que cayó la noche del jueves y que terminó la madrugada del viernes. En el sector La Poza, parroquia urbana 10 de Noviembre, varias familias debieron ser evacuadas.

En Quinsaloma, cuarenta y cinco familias también dejaron sus casas luego del desborde del río Calabi. Se encuentran en la unidad educativa Galápagos, usada como refugio temporal

Autoridades del Comité de Operaciones de Emergencias (COE), en sus respectivos cantones, tomaron acciones para paliar la situación.

En Vinces, un bus de la cooperativa Espejo se quedó atascado la mañana del viernes en el intento del chofer por cruzar la vía Achotillo. Los pasajeros tuvieron que bajar de la unidad ante el riesgo de vuelco. No se reportaron heridos.

En la provincia de Manabí, las lluvias del miércoles causaron un deslave que bloqueó la carretera Pedernales-El Carmen, en el kilómetro 50. Además en Paján y Bahía de Caráquez, las precipitaciones anegaron zonas y motivaron la suspensión de clases. Lo mismo ocurrió en Portoviejo y Chone.

A inicios de semana hubo afectación en Rocafuerte y Chone. También en la provincia de Esmeraldas, el lunes, estuvo interrumpida la vía Esmeraldas-Quinindé, producto de un deslizamiento en el kilómetro 34. Asimismo, la carretera Esmeraldas-Ríoverde.

El cantón Esmeraldas registró ese día inundaciones en unas 200 casas en los sectores Achilubito, Banderas, Camarones y Tacusa.

En Guayas, el reporte de estragos invernales provino del cantón Naranjal, donde los terrenos fueron cubiertos por el agua que generaron las precipitaciones. (I)