La cinta de seguridad del bus de la línea 70 dejó en evidencia la violencia con la que Alejandro, un conductor de 60 años, fue atacado y apuñalado en repetidas ocasiones por ladrones la noche del 31 de diciembre, cuando realizaba el último recorrido del año.

El hombre recibió 20 cortes, tres de ellos de consideración y aunque debió ser trasladado a un hospital donde pasó año nuevo, no denunció el hecho a las autoridades.

El caso se hizo viral gracias al video que fue publicado este viernes en algunas cuentas de Instagram. Ocurrió en la cooperativa Nueva Prosperina, por el sector conocido como La Ladrillera, cerca de la estación del bus cuando el vehículo había recorrido unas pocas cuadras.

Eran las 21:30 cuando los dos hombres empezaron a amenazar a los usuarios a quienes arrebataron sus pertenencias. Uno llevaba un arma de fuego y el otro estaba con un cuchillo en la mano.

Publicidad

A las 21:33 se acercaron al conductor y tras robar el dinero de los pasajes lo atacaron. En las imágenes se aprecia cómo el primer hombre entregó el cuchillo a su compañero y este empieza a herir a Alejandro, mientras le exigen sus pertenencias.

El conductor contó que le quitaron su celular y que además le exigían los documentos del vehículo y que les entregara sus zapatos, por eso en el video se ve cómo la víctima intenta agacharse.

“Me buscaban en los zapatos, pero yo les dije que no tenía nada”, relató la víctima.

Finalmente ambos sujetos se bajaron del micro y huyeron en una motocicleta que los esperaban más adelante.

El hombre que se reincorporó este viernes a su recorrido, mostró la heridas que fueron suturadas por los médicos en el hospital Universitarios mientras se recibía el año nuevo.

Tenía marcas y gasas en brazos, piernas y zona abdominal pero la más grave de las heridas era la del antebrazo donde le realizaron más de 10 puntadas. Él trataba de proteger su pecho de la cuchilladas por eso tiene cortes en los brazos.

Publicidad

La víctima no denunció el hecho en la Fiscalía, confesó que no confía en la justicia y que sabe que “si los cogen (a los ladrones ), saldrán en poco tiempo”, y sería peor para él que está expuesto todos los días durante su recorrido.

Además contó que no es la primera vez que sufre de un asalto y aseguró que a pesar de que en cada unidad hay cámaras, a los delincuentes no les importa eso.

“Simplemente ahora está la evidencia pero el problema no se ha resuelto de raíz”, sostuvo el conductor.

Este viernes el mayor Ricardo Romero, el jefe encargo del distrito de Policía de Nueva Prosperina, realizaba un seguimiento del video con algunos uniformados.

Dijo que ellos recién se enteraron del tema tras la difusión en redes y aseguró que según los registros esa noche ni siquiera se habría solicitado una ambulancia para el sector. (I)