Es imposible estar exento a sufrir pérdidas en el campo y en la agricultura, sobre todo cuando estamos a poco tiempo de que inicie la temporada invernal en la región Costa (inicios de diciembre). Por ello, es importante estar preparado para ciertas circunstancias.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, ONUAA o más conocida como FAO, prevé como efectos directos e indirectos del cambio climático, sequías, inundaciones, redistribución geográfica de plagas y modificaciones en los regímenes pluviométricos.

En Ecuador, existe el proyecto AgroSeguro del Ministerio de Agricultura y Ganadería, el cual plantea al pequeño y mediano productor agrícola una alternativa para asegurar sus cultivos.

Publicidad

Juan Carlos Vásconez, subgerente de la Unidad Agrícola de Seguros Sucre, señala que la iniciativa donde además participan, está disponible para productores agropecuarios, ganaderos, acuícolas, forestales, pescadores artesanales y otros agentes vinculados al agro que cultiven productos contemplados en la cartera subsidiada como: arroz, maíz, cacao, café, papa, cebada, quinua, haba, entre otros.

El subsidio es del 60% del valor de la prima, el agricultor cancelaría el 40%.

Puedes consultar en la página web http://servicios.agricultura.gob.ec/. Este servicio es a nivel nacional, excepto para las islas Galápagos.

Publicidad

Requisitos:

  • Ser un pequeño y mediano productor.
  • Cultivar uno de los productos subsidiados.
  • Calificar para el subsidio.

Costos:

La cantidad a pagar es del 40% del valor de la prima del seguro más contribuciones de Ley. Vásconez indica que todo dependerá del monto asegurado, multiplicado por la tasa porcentual para cálculo de la prima definida para cada cultivo.

Por ejemplo: El agricultor que contrata una póliza con subsidio por 1 hectárea de arroz con una inversión de $ 980 / hectáreas, cancelaría $16.93. (ver cuadro).

Publicidad

Vásconez señala que este costo del seguro se calcula para la vigencia del cultivo, que va desde la siembra hasta la madurez fisiológica en cultivos de ciclo corto. En el caso de cultivos perennes, es decir, de periodos vegetativos largos, la vigencia es de un año.

Coberturas:

Está direccionada para eventos climáticos como: sequía, inundación, exceso de humedad, helada, bajas temperaturas, granizada, vientos fuertes, incendio, deslizamientos y taponamiento.

Además, para biológicos. Tales como: plagas y enfermedades incontrolables.

Según la compañía, en el periodo 2014 – 2018, se aseguraron 408.184 agricultores, más de un millón de hectáreas y se atendió alrededor de 70.000 siniestros.

Publicidad

Este proyecto tiene priorización hasta el 2021, de acuerdo a la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades). (I)