Canadá se convirtió ayer en el segundo país del mundo en legalizar el cannabis recreativo y permite a sus 13 provincias y territorios organizar la venta, con diferentes términos y condiciones.

Un adulto puede poseer en público hasta 30 gramos de cannabis legal. Los hogares podrán cultivar hasta cuatro plantas de cannabis, excepto en Quebec y Manitoba, donde el cultivo estará prohibido.

La edad legal para comprar cannabis está fijada en 18 años, pero todas las provincias y territorios lo han elevado a 19, excepto Quebec y Alberta.

Los precios también variarán de una provincia a otra: cada gramo debe tener un precio entre 6 y 10 dólares, más un impuesto federal de $ 0,77. (I)