Pese a que el pueblo Sarayaku está a 80 kilómetros de distancia, en línea recta, del Puyo, la falta de una avioneta para salir del sitio o de una embarcación para navegar por el río Bobonaza, determina que una mordedura de serpiente pueda ser mortal por falta de atención oportuna.

Gerardo Gualinga, comandante del grupo WIO del pueblo Sarayaku, dijo que aquella es la principal emergencia entre la población amazónica. Comentó que el arribo de personal de socorro toma entre hora y media o dos horas, que hace unos cinco meses falleció una señora y que hace mes y medio otra persona fue evacuada.

Gualinga expuso que su grupo fue capacitado en primeros auxilios, evacuación, rescate, cabo comando, incendios, atención prehospitalaria, entre otros temas. Dijo que la instrucción empezó a fines del 2017.

El viernes pasado, 34 integrantes del grupo WIO recibieron sus certificados en un acto al que asistió Alexandra Ocles, secretaria de Gestión de Riesgos. “Ahora estamos preparados para atender emergencia en lo que son inundaciones por la creciente, especialmente, del río Bobonaza, mordeduras de serpientes y otros sucesos que puedan suceder en el pueblo Sarayaku e incluso en sus alrededores”, añadió Gualinga.

Publicidad

Gualinga pidió que les proporcionen equipos de comunicación, como opción en casos en los que no dispongan de servicio de internet.

La secretaria Ocles destacó que el pueblo Sarayaku cuente con un contingente preparado para enfrentar emergencias y subrayó que se trataba de personas valientes, pero que, sin embargo, era necesario fortalecer para garantizar capacidades comunitarias de respuesta.

Dijo que el grupo WIO constituye un ejemplo de buenas prácticas que permitirán que otras comunidades puedan desarrollar experiencias similares. Recordó que personal del cuerpo de Bomberos de Quito constó entre los instructores.

Ocles comentó que Ecuador y particularmente la región amazónica cuenta con tesoros naturales inigualables que brindan a sus habitantes lo necesario para desarrollarse, pero que, asimismo, tienen “amenazas caprichosas” como las inundaciones en la cuenca del río Bobonaza. Dijo que existía compromiso comunitario y mostró beneplácito de que las familias puedan desarrollar una “convivencia orientada a la prevención de riesgos y desastres”.

En el acto se entregaron 40 ponchos de agua, una camilla de rescate de aluminio, 7 camillas plegables de lona, una tabla rígida, 7 linternas de mano, 35 azadones, 35 machetes, 7 catres, 7 botiquines con mochilas y un rollo de cabo manila o plástico como parte del compromiso. (I)

Apuntes
Grupo WIO

Puntualización
Gerardo Gualinga, líder del grupo WIO del pueblo Sarayaku, dijo que pese a que su grupo supuestamente fue catalogada como paramilitar por el expresidente Rafael Correa, su estructura “es pacífica y que hacen las veces de policías nacionales”. “Ponemos orden en el pueblo ante cualquier situación, incluso de índole familiar”.