La isla Isabela recuperó, el miércoles pasado, los beneficios de los vuelos de acción cívica de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE). Es motivo de alegría y esperanza. Por eso, el avión Casa C295M fue recibido hasta con arcos de agua en el aeropuerto local, pues ese día se reanudaron estos vuelos solidarios que se caracterizan por su bajo costo para los colonos.

Tal fue la alegría que un grupo de niños hizo dibujos alusivos a la llegada del avión y esas creaciones se dieron a conocer en el acto inaugural, en el que participaron autoridades como Patricio Mora, comandante general de la FAE; Lorena Tapia, presidenta del Consejo de Gobierno de Galápagos; Franklin Cadena, sacerdote, y residentes de las isla.

“Ahora tendré las frutas que me gustan”, “Ahora ya puedo ir a Guayaquil”, son parte de los mensajes que escribieron en los dibujos los menores, en agradecimiento por estos vuelos que son parte del programa Alas de Integración que efectúa la FAE, con el fin de facilitar la transportación de los colonos y llevar subsistencias a la región insular a bajo costo, y reducir el tiempo de llegada a la isla.

Mora, durante su discurso, explicó que el 7 de junio de 1963 se realizó el primer vuelo logístico hacia las islas Galápagos, a la isla Baltra, con la inauguración de la base área, y que en junio del 2015 se suspendieron por falta de presupuesto y porque no estaba asfaltada la pista del aeropuerto de Isabela.

Publicidad

A los colonos les toma once horas llegar a Isabela, porque deben hacer transbordos desde Baltra o San Cristóbal, a donde llegan vuelos comerciales.

En el primer caso, primero deben tomar un vuelo comercial desde Guayaquil a Baltra, luego tomar un bus hasta Santa Cruz y después un bote para llegar a Puerto Villamil.

“Salía al aeropuerto de Guayaquil a las 06:00 y terminaba llegando acá a las 17:00, ahora llegué directo en 3 horas”, dijo una de las pasajeras.

Tapia destacó que contar con la pista de aterrizaje renovada permitirá, además, tener vía “expedita para afrontar situaciones de emergencia, respuesta inmediata en caso de eventos naturales o atenciones médicas”.

Los vuelos se harán el primer lunes de cada mes con salida a las 09:00 y retorno a las 15:00.

Recordó que el vuelo es priorizado para los colonos de la isla Isabela, teniendo beneficio del 50% del pasaje las personas de tercera edad y los niños. El siguiente vuelo es el 2 de julio.

Luego de la bendición del avión por parte del sacerdote Franklin Cadena, el comandante de la FAE anunció que también harán operaciones hacia la isla Baltra y San Cristóbal cada 15 días. Los costos de los pasajes aún no están establecidos, pero podrían costar entre 45 y 70 dólares. (I)