Por tercer año consecutivo, en la comuna indígena Atari de la nacionalidad kichwa perteneciente al cantón Lago Agrio, provincia de Sucumbíos, se desarrolló el Tercer Encuentro Cultural de la Guayusa.

El evento intercultural, que congrega a distintas comunas indígenas y colonas, se inició en la madrugada del sábado con la ceremonia de la toma de la guayusa junto con los consejos de los ancianos.

Al amanecer se efectuó una ceremonia que involucró al público: el ortigamiento (planta de ortiga), que los indígenas atribuyen facultades medicinales como mejora en la circulación de la sangre y energizante.

Lea también: La diosa de la guayusa

Publicidad

En el transcurso del día se habló sobre la historia de la guayusa, hubo presentaciones artísticas y danzas autóctonas, elección de la Guayusa Mama y un concurso de platos típicos.

Estas actividades se complementaron con juegos tradicionales como el lanzamiento de la lanza, pelada de plátano, lanzamiento de la bodoquera y la piedra, pesca de carachama en el río Awkayaku para niños y exposición de habilidades de cacería ancestral.

En temas de salud se presentaron plantas medicinales para curar el resfriado, cansancio del cuerpo y estrés, también hubo venta de medicina tradicional de pueblos indígenas.

Antes de salir al trabajo, los kichwas toman guayusa para inyectarse energías y rendir mejor, además la planta sirve para ahuyentar a las culebras, según sus creencias. También da propiedades curativas. “Antes no había pasta dental y con la guayusa se enjugaba la boca y se mantenían los dientes sanos hasta mayores de cien años”, contó Camilo Andi.

“Nosotros estamos valorizando a esta planta. En la actualidad los jóvenes de las mismas nacionalidades van perdiendo esta tradición y la sabiduría que tiene esta planta medicinal”, señaló Marco Tapuy.

El ritual del traspaso o heredar sabiduría de los ancianos a los jóvenes es un tema central de la ceremonia. “Cuando un anciano se nos va de este mundo, se nos termina nuestra biblioteca oral, por eso queremos dejar documentado y transmitida de manera directa esta tradición cultural”, sostuvo David Shiguando.

El Centro Cultural Atari está a 18 kilómetros de Nueva Loja en la parroquia El Eno, cantón Lago Agrio. (I)