Sangrando a causa de una herida de bala en la zona abdominal, el conductor de un articulado de la Metrovía logró avanzar a la estación más cercana para pedir ayuda al guardia de seguridad luego de ser atacado durante un intento de asalto a los usuarios.

Ocurrió cerca de las 05:30 de este viernes en la avenida Abdón Calderón, en el Guasmo sur y, según algunos testigos, cuatro sujetos se habrían subido al articulado en una de las paradas de esa ruta, que cubre la zona de la Playita.

Los sujetos subieron por la puerta frente al conductor, pagaron y avanzaron hacia atrás, dijo un morador.

En esa zona de Guayaquil, los articulados recogen usuarios en las paradas que están en las aceras de las avenidas Abdón Calderón y Raúl Clemente Huerta, en el Guasmo y La Floresta.

Publicidad

Nelly J., quien compraba pan a esa hora en la av. Abdón Calderón, dijo que el conductor logró avanzar hasta la estación y los cuatro sujetos habrían huido porque los uniformados llegaron minutos después.

El herido fue trasladado hasta una casa de salud del sur de Guayaquil, donde un galeno que lo atendió aseguró ayer que estaba estable y que la herida había sido superficial,

“No comprometió ningún órgano vital, pero estará unas horas más hospitalizado y luego será dado de alta”, indicó el médico del centro.

En el hospital, una allegada al conductor herido contó que los sujetos habrían sacado un arma e intentaron desvalijar a los ocupantes, pero el conductor habría tratado de detenerlos.

“Él les gritó y frenó de manera brusca por lo que dos se cayeron al piso, ahí fue cuando le dieron el disparo antes de bajarse. Solo se le llevaron unas monedas de los pasajes”, expresó su familiar, quien teme que el conductor pueda ser víctima de represalias por evitar el atraco, pues sostuvo que la ruta que él cubre es peligrosa.

Un conductor de la Metrovía que fue consultado dijo que los articulados no cuentan con cámaras de seguridad como sí ocurre en los alimentadores.

Publicidad

A esa hora en el medio de transporte que habrían pretendido asaltar los supuestos delincuentes iban unas 30 personas, según Juan Pichasaca, el dueño de una tienda que está frente a la estación donde permaneció el articulado unos minutos antes de ser trasladado por personal de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

El articulado fue llevado hasta el Centro de Retención Vehicular, donde permanecería hasta que concluyan las investigaciones.

Según Pichasaca, afuera de su negocio durante las primeras horas de la mañana habrían asaltado a unas seis personas solo durante esta semana.

“Se aprovechan porque aquí es paradero de la metro y está siempre mucha gente esperando o intentando cruzar la calle. Vienen en moto, arranchan celulares y se van”, dijo.

La Fundación Metrovía en un comunicado pidió a las autoridades competentes que investiguen, esclarezcan el hecho y sancionen a los culpables.

También solicitó intensificar la vigilancia para salvaguardar a los usuarios y conductores del sistema que han venido siendo objeto de robos y agresiones que han publicado varios medios. (I)

Él les gritó y frenó de manera brusca por lo que dos (delincuentes) se cayeron al piso, ahí fue cuando le dieron el disparo antes de bajarse. Solo se le llevaron unas monedas de los pasajes.Allegado al conductor herido