Ricardo Patiño, en calidad de excanciller de Ecuador, presentó ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) una denuncia sobre una supuesta alteración del orden constitucional por la convocatoria a consulta del presidente Lenín Moreno, quien pretendería “tomarse en forma directa todas las funciones del Estado”.

La petición fue realizada a través de una carta que Patiño entregó en Panamá, junto al expresidente Rafael Correa, al secretario general de la OEA, Luis Almagro, que estuvo en ese país esta semana a propósito de la cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Al final de la carta de 14 hojas, Patiño solicita a la OEA cuatro medidas: que se exprese respeto de la alteración grave del orden constitucional que afecta el orden democrático y que ha sido propiciada por el presidente Moreno, y que manifieste esta alteración frente a la expedición de los dos decretos ejecutivos con los que se convoca a consulta popular.

Publicidad

Además, que se convoque al Consejo Permanente y active la Carta Democrática para que se analice la “alteración grave del orden constitucional” y se realicen las gestiones diplomáticas correspondientes para “normalizar la situación” y, de ser el caso, se convoque a sesiones extraordinarias a la Asamblea General de la OEA.

Durante su gobierno, Correa como mandatario y Patiño como canciller proponían el reemplazo de la OEA por la creación de un nuevo Sistema Interamericano de Derechos Humanos y criticaron de forma reiterada a sus organismos y sus resoluciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El presidente de Alianza PAIS (AP), nombrado por la facción correísta de AP, señaló, ayer, que se ha violado la Constitución, pues se ha convocado a consulta popular pasando por alto a la Corte Constitucional, que la consulta es “tramposa”, pero no se oponen a la realización de la misma, siempre y cuando se respete la Carta Magna.

Publicidad

“Hay un falso argumento, en el sentido de que los tiempos se vencieron, conocemos que los tiempos no se han vencido, eso lo tendrá que decir la Corte Constitucional”, agregó el excanciller, a quien le parece que el contenido de la pregunta tres, referente al Consejo de Participación Ciudadana, es el “más grave”, pues estaría desestructurando el conjunto de la institucionalidad del Estado, “sin justificación alguna”.

Ayer, en su cuenta oficial de Twitter, Almagro confirmó la recepción de la carta y señaló que se realizará un informe técnico jurídico sobre la situación institucional del país.

Publicidad

Fabricio Villamar (CREO), integrante de la Comisión de Relaciones Internacionales, considera que la OEA analizará el caso desde la perspectiva de quienes perdieron el poder y se sienten en estado de apetencia del poder perdido. “El presidente (Lenín Moreno) está haciendo algo que ha sido legalmente aprobado por los órganos del Ecuador, que esto (la consulta) a los exfuncionarios no les guste no significa que no sea legal y si es que fuera ilegal debería definirse en las cortes ecuatorianas”. (I)

Es claro que (la OEA) ha estado totalmente dominada por la influencia de Estados Unidos y ha servido para intereses de política exterior de ese país... Creemos que se requiere algo nuevo, mejor, y nuestro.Rafael Correa, expresidente 10/05/2012