Tras burlar su arresto domiciliario, el alcalde de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, llegó este sábado a Madrid, donde pidió "autocrítica" a la oposición y anunció que recorrerá el mundo para denunciar la "dictadura" del presidente Nicolás Maduro.

Ledezma llegó al aeropuerto madrileño de Barajas en un vuelo comercial desde Bogotá. Culminó así un periplo en el que primero burló el arresto domiciliario al que estaba sometido desde 2015, por una supuesta conspiración contra Maduro, y luego logró entrar en Colombia por la ciudad fronteriza de Cúcuta.

El destacado opositor, de 62 años y con buen ánimo, se fundió en un emocionado abrazo con su mujer Mitzy Capriles y sus hijas Antonietta y Mitzy, residentes en España, y que no habían sido avisadas de su decisión de escapar.

También lo recibieron el expresidente colombiano Andrés Pastrana y un puñado de simpatizantes con banderas venezolanas.

"Voy a dedicarme a recorrer el mundo, voy a contribuir en el exilio a ser una extensión de la esperanza de los venezolanos de salir de este régimen, de esta dictadura", anunció Ledezma a la prensa.

El alcalde metropolitano de Caracas se reunió este mismo sábado por la tarde con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. No se informó de momento sobre el contenido de la entrevista, en la sede de la presidencia, el palacio de La Moncloa en Madrid.

Rajoy ha manifestado en reiteradas ocasiones su simpatía por la oposición venezolana y además desconoce a la Asamblea Constituyente de ese país, instalada por iniciativa de Maduro y denunciada como ilegítima por sus detractores. (I)