¡Dale, Karen, corre!, animaba la hermana adolescente de una aspirante a policía que ayer rendía pruebas físicas en las instalaciones del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), en la vía Perimetral. La postulante corría en la pista compitiendo con al menos 60 jóvenes.

El desempeño de los aspirantes era observado por papás y demás parientes apostados en los exteriores del GOE. Muchos de estos habían llegado de sitios lejanos a Guayaquil, como Elvia Correa, quien provenía de Cariamanga (Loja). El aspirante era Jason Vega, su cuarto hijo.

La guayaquileña Rosa Banchón avivó a su hija Nathaly. “Le dije que si se cansa, camine o trote, pero que no se detenga”, decía la mujer, la cual comentó que de joven fue socorrista de la Cruz Roja. Ella prefirió no decir el apellido paterno de su niña.

Raúl, también guayaquileño, llegó al GOE para apoyar a su novia. “Si el amor perdura, ahí estaremos”, comentó respecto a la posibilidad de que su pareja deba servir fuera de la ciudad.

Carlos Pacheco, el padre de Karen, dijo que respetaba la decisión de su hija de ser policía y que la encomendaba a Dios.

El proceso de selección terminará en diciembre próximo, indica el Ministerio del Interior en un comunicado. (I)