Su cuerpo estaba picado en todas partes. Ramón Eudilio Bailón López, de 68 años, amaneció ayer con la intención de limpiar su terreno previo a la etapa de cultivo, mas las abejas que estaban en su propiedad lo atacaron apenas comenzó su jornada.

Sucedió a las 09:00 a la altura del kilómetro 4 de la vía La Pila-Cerro Guayabal (en la ruta a Portoviejo), cuando Bailón junto con otros familiares procedía a iniciar la limpieza de un terreno, reconoció Manuel, padre del fallecido.

“El ataque fue de un momento a otro, ni él se dio cuenta, cuando comenzaron a picar montes enseguida salieron las abejas… no supimos dónde estaban”, indicó Manuel.

Tras el incidente, los bomberos de Montecristi fueron notificados por el ECU 911 de Portoviejo sobre la emergencia.

Yuri Lucas, uno de los casacas rojas, acudió al lugar a proveer junto con otros compañeros la ayuda, pero reconoció que cuando contactaron a Ramón Bailón este ya no respondía a los estímulos brindados ante los primeros auxilios.

“Procedimos a rescatarlo pero ya no tenía signos de decadencia, estaba en estado cianótico, le dimos respiración cardio-pulmonar, pero no respondió a ningún estímulo”, declaró Lucas.

El cuerpo de Bailón fue trasladado al centro de salud del Seguro Social Campesino de la parroquia La Pila, en donde los médicos comprobaron su muerte, agregó Lucas.

Ahí los familiares de Ramón no pudieron ocultar su dolor. Su hija, Cynthia, indicó que su padre había salido a eso de las 08:00 a efectuar los trabajos de desmontar toda la maleza. “Pero ya luego nos dijeron que estaba muerto”, explicó. (I)