En los sectores de la parroquia Río Negro, provincia de Tungurahua y el cantón Mera, Pastaza, se registraron este domingo derrumbes que obstaculizaron la circulación vehicular por la carretera Baños-Puyo. No hubo víctimas ni daños de viviendas en la zona. 

De acuerdo a la información de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), los derrumbes que llevaron agua lodosa, árboles y piedras se debieron a las lluvias que soporta la zona en los últimos días.

Además, se coordinó con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) para el envío de maquinaria para que limpie el material en la calzada y así para rehabilitar la circulación en el menor tiempo posible.

Los automotores permanecieron encolumnados en ambos sentidos de circulación hasta que se proceda a la limpieza de la carretera. 

Según la SGR, en las últimas tres semanas son más de doce los deslizamientos de diferentes proporciones en la carretera Baños-Puyo. (I)