La sentencia que condenó al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a nueve años y medio de cárcel por corrupción será apelada ante tribunales brasileños y ante las Naciones Unidas, dijo el miércoles el estudio de abogados que lo defiende.

"Estamos apelando y probaremos su inocencia en todas las cortes imparciales, incluyendo las Naciones Unidas", señaló un asesor del bufete.

En su sentencia, el juez Segio Moro condenó al expresidente por corrupción y lavado dinero, una sentencia que podrá recurrir en libertad pero que amenaza su eventual candidatura a las elecciones de 2018.

Pero también, si la sentencia es confirmada en instancias superiores, el exmandatario reconocido como ícono de la izquierda latinoamericana quedaría inhabilitado políticamente a participar en cargos públicos durante 19 años.

Publicidad

El juez ordenó confiscar el inmueble denunciado, en una causa que afirma que Lula fue el destinatario de 3,7 millones de reales (algo más de 1,1 millones de dólares al cambio actual) en forma ilícita. Además, la sentencia impone una multa de unos 200 mil dólares (669 mil reales).

El fallo fue dictado por el juez Sergio Moro, de Curitiba (sur), a cargo de la investigación Lava Jato en la primera instancia, que desde hace tres años sentó en el banquillo y condenó a pesadas penas de prisión a decenas de políticos tanto de izquierda como de derecha y a encumbrados empresarios.

Beneficiado con departamento de lujo

Lula, de 71 años, fue acusado de ser el beneficiario de un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá (Sao Paulo), ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras.

"Entre los delitos de corrupción y lavado hay concurso material, motivo por el cual las penas sumadas llegan a nueve años y seis meses de reclusión", determinó Moro, a cargo de la investigación Lava Jato sobre sobornos en la petrolera estatal.

El magistrado indicó que el exmandatario (2003-2010) podrá "presentar su apelación en libertad".

"Considerando que la prisión cautelar de un expresidente de la República no deja de implicar ciertos traumas, la prudencia recomienda aguardar el fallo de la Corte de Apelación antes de extraer las consecuencias propias de la condena. Así, el expresidente podrá presentar su apelación en libertad", agrega.

¿Podrá ser candidato?

Lula, que enfrenta otras cuatro causas penales, siempre negó categóricamente los cargos y los atribuyó a una conspiración para impedir su candidatura en las presidenciales de octubre de 2018, para las cuales figura como gran favorito en los sondeos, pese a ser también uno de los políticos con mayor índice de rechazo.

Para que su postulación sea bloqueada, deberá ser condenado en segunda instancia.

El Partido de los Trabajadores (PT), fundado por Lula en los años 1980, prepara movilizaciones de protesta en todo el país, dijo el líder de esa formación en la Cámara de Diputados, Carlos Zarattini. (I)