Tres atentados terroristas en tres meses han puesto la seguridad de Reino Unido como uno de los principales puntos de preocupación de sus ciudadanos, pocos días antes de las elecciones que definirán al próximo primer ministro.

En el ataque, adjudicado por el grupo yihadista Estado Islámico, tres hombres atropellaron con su furgoneta a transeúntes que caminaban por el famoso London Bridge, el Puente de Londres, antes de abandonar el vehículo y lanzarse a acuchillar gente en Borough Market, una zona de bares y restaurantes en torno a un mercado. La policía abatió a los tres ocho minutos después de recibir el aviso del incidente. Por ahora, sus identidades no se hicieron públicas.

Además, fuentes médicas informaron que 21 de los 48 heridos hospitalizados por el atentado del sábado se encuentran graves y que 12 ya salieron del hospital.

Casi todos los partidos suspendieron la campaña ayer por este episodio, pero continúan hoy “y las elecciones generales serán como estaba previsto el jueves” 8 de junio, afirmó la primera ministra, Theresa May. “No permitiremos nunca que la violencia interrumpa el proceso democrático”, agregó.

Publicidad

Es la segunda vez en dos semanas que el Reino Unido se ve obligado a hacer una pausa para dar espacio al dolor y la reflexión tras un atentado. El tema de la seguridad, sin embargo, volvió a ocupar el primer lugar de la agenda política.

Aunque antes de los ataques el Partido Conservador, que lidera May, corría con cómoda ventaja para las elecciones legislativas, que definen al ejecutivo de ese país, los resultados obtenidos en la lucha contra el terrorismo de su administración la han hecho caer en sondeos.

Ahora el Partido Laborista, liderado por Jeremy Corbyn, le pisa los talones, según una publicación de Infobae, por sus antecedentes de ser más ‘duros’ en temas de seguridad.

May convocó estas elecciones anticipadas (tenía mandato hasta 2020) para ampliar su mayoría y aplicar el brexit con total apoyo. Si su partido, que llegó a alcanzar 21 puntos de diferencia con los laboristas en abril y que ahora está solo a 6 más, pierde la mayoría por sí solo tendría que hacer alianzas que dificultarían sus procesos y negociaciones sobre el brexit.

Aún no se puede prever si este nuevo atentado incidirá en los votantes, pero si lo hace sería en contra de May, según analistas.

Ayer con la campaña suspendida formalmente, May hizo una declaración formulada en palabras fuertes y con una carga inevitablemente política: “Las cosas necesitan cambiar” en la lucha contra el terrorismo internacional. Además pidió acuerdos internacionales que frenen el extremismo en línea y penas más largas a terroristas.

Ayer, 12 personas fueron detenidas por supuestos vínculos con el atentado.

Mientras en Londres la policía continuaba con las investigaciones del atentado, ayer en Mánchester se realizó un concierto organizado por la cantante Ariana Grande y otros artistas en homenaje a las víctimas del ataque ocurrido en esa ciudad hace dos semanas, que dejó 22 muertos. (I)